Clamor social contra los presupuestos de 2012

stop

TIJERETAZO DE LA GENERALITAT

Artur Mas y Andreu Mas-Colell

21 de diciembre de 2011 (14:02 CET)

El Govern de Artur Mas inició este martes la tramitación de los Presupuestos de la Generalitat de 2012, los segundos que realiza el Ejecutivo de CiU. Hasta el 15 de febrero no se aprobarán, pero incluso antes de que se abra el periodo para presentar las enmiendas que las fuerzas políticas del hemiciclo y los colectivos sociales crean oportunas, ya han cosechado críticas doquier. Las dos medidas estrella de la Ley de Acompañamiento, el pago de un euro por cada receta médica y el peaje a las pernoctaciones en Catalunya, ya han puesto en pie de guerra a los jubilados y patronales turísticas.

Los primeros afirman que es completamente injusto “que tengamos que pagar más quienes cobramos menos”, en palabras del secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Eusebi de Jesús. Denuncian que se trata de una medida muy perjudicial para las personas con las pensiones más bajas y los enfermos crónicos, y se quejan de que la tasa no tenga en cuenta el nivel de renta. Una cuestión que el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, afirmó que se abordaría “en los próximos meses”. Asimismo, también se quejan de una criminalización de su colectivo: “Parece que queramos estar enfermos adrede”.

Por otro lado, desde 02B informan del malestar general que ha provocado en el sector turístico la imposición del peaje a las pernoctaciones. A partir de enero se tendrán que pagar entre uno y tres euros por cada noche que se pase en Catalunya. Los empresarios tachan la medida de disuasoria y afirman que perjudicará a uno de los principales motores económicos del territorio.

Tijeretazo al sector público

Este miércoles los empleados de la función pública han protestado de nuevo por el nuevo tijeretazo al capítulo uno. En dos años la remuneración al personal de la Generalitat ha bajado el 5,6%, y en 2012 se recortará otro 1% hasta los 9.548,7 millones de euros. En una donación de sangre simbólica (“la damos ahora antes de que nos la chupe el Govern”, han dicho) por parte de los Bombers de la Generalitat, los funcionarios reclaman al Ejecutivo que, de entrada, detalle en qué porcentaje limitarán las retribuciones.

Prevén que podría llegar al 10% y que se limitará la jornada laboral y el salario a los interinos, entre otras medidas. El Ejecutivo dio por rota la negociación con los sindicatos de la función pública el pasado viernes, cuando los representantes de los funcionarios se levantaron de la mesa de diálogo. A su vez, estos exigen que se continúe negociando hasta febrero.

Médicos y profesores

Mas-Colell defendió durante la presentación de documento que CiU había realizado un presupuesto “con un fuerte carácter social”. Justifica la afirmación porque destina el 69,3% de los gastos a tres departamentos: Salut, Ensenyament i Benestar i Familia. Pero no se ha librado de las críticas de los profesionales de estos sectores.

El sindicato Metges de Catalunya (MC), mayoritario en la sanidad pública, ha alertado en un comunicado que el nuevo recorte del 4,8% del presupuesto de Salut (8.546,1 millones de euros) pone “en alto riesgo” el servicio a la ciudadanía. Explican que las cuentas sitúan el gasto sanitario catalán en la cola de España “con 1.150 euros por habitante, solo por encima de la Illes Balears y la Comunitat Valenciana”.

A su vez, los sindicatos de la enseñanza pública alertan de que el presupuesto esconde “nuevos recortes que no han sido ni anunciados ni negociados”. La asignación a su departamento baja el 4,9% hasta los 4.595,9 millones de euros. En otro comunicado, detallan que CiU propone incrementar las jornadas lectivas, aumentar el número de alumnos a los que atender y la polivalencia del profesorado. Unos exigencias que “afectarán muy negativamente” a la calidad de la enseñanza pública catalana.

Todos estos sectores coinciden en un punto: han anunciado nuevas movilizaciones para rechazar la prolongación de la política de recortes de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad