Ayuntamiento de Barcelona.

Colau agradece los votos de Collboni y Valls con un lazo amarillo

stop

La alcaldesa de Barcelona toma la primera medida tras su investidura: colgar un símbolo soberanista en la fachada municipal

Barcelona, 17 de junio de 2019 (18:30 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha cumplido con su palabra y el Ayuntamiento vuelve a exhibir desde este lunes por la tarde un gigantesco lazo amarillo. Colau anunció el sábado que tomaría esta medida en solidaridad con los políticos presos, a pesar de que quienes facilitaron su investidura —el PSC de Jaume Collboni y los tres concejales de Manuel Valls— se oponen a ella.

La teniente de alcalde Janet Sanz ha sido la encargado de anunciar la colocación del lazo después de reunirse con dirigentes de todos los grupos municipales (BComú, ERC, PSC, JpC, Barcelona pel Canvi (Valls)-Cs y PP, sin ni siquiera esperar a la constitución de la Junta de Portavoces.

El lazo amarillo ya fue objeto de polémica durante el pasado mandato y únicamente se retiró cuando lo ordenó la Junta Electoral a raíz de la campaña de las pasadas elecciones generales.

Según la teniente de alcalde, si bien la nueva Junta de Portavoces no se ha constituido todavía, en la reunión de este lunes "se ha constatado" que las posiciones y mayorías siguen siendo las mismas que en la junta del mandato anterior. Es decir, que la BComú, ERC y Junts per Catalunya tienen más votos que el resto de partidos (constitucionalistas).

Las protestas contra Colau

El presidente del grupo del PP, Josep Bou, aseguró que piensa todo lo posible por quitar el lazo amarillo del Ayuntamiento de Barcelona porque, subrayó, es "una imagen sectaria" que "ensucia" y "contamina".

San, por su parte, reclamó  "respeto" tanto a Bou como a los concejales del PSC, de Ciudadanos y de Valls, que también se manifestaron en contra de volver a colocar el lazo amarillo en la fachada.

Jordi Coronas (ERC) y Elsa Artadi (JpC), finalmente, criticaron a Colau por no haber vuelto a colgar el lazo amarillo el 27 de Mayo, al día siguiente de las elecciones municipales, y consideraron que no se hizo así para favorecer el pacto de investidura de la alcaldesa con PSC y Manuel Valls.


 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad