Colau aprueba los presupuestos con la única oposición de Ciudadanos y Junts per Catalunya

El Ayuntamiento de Barcelona aprueba el recargo de la tasa turística que se aplicará a partir de junio del 2021

Ada Colau, alcaldesa y presidenta del Área Metropolitana de Barcelona. /AJUNTAMENT DE BARCELONA

La alcaldesa Ada Colau consiguió aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona en el pleno de este miércoles con una amplísima mayoría.

De los 41 concejales del consistorio, se registraron 30 votos a favor (por parte del equipo de gobierno de los Comuns y el PSC, a los que se añadieron ERC y Barcelona pel Canvi), 2 abstenciones (PP) y solo 9 votos en contra (Junts per Catalunya y Ciudadanos).

Después de los repetidos fracasos cosechados en el anterior mandato, Colau sacó estos presupuestos gracias acuerdo con ERC, el primer grupo de la oposición.

Los dos concejales de Barcelona pel Canvi, la formación liderada por Manuel Valls, también apoyaron las cuentas y los dos del PP, encabezados por Josep Bou, se abstuvieron. Estos dos últimos grupos justificaron su posición por “responsabilidad con la ciudad” en estos tiempos de crisis por el covid-19.

El primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, afeó el voto en contra de JxCat y Ciudadanos porque, según dijo, aceptaron el 80% de las propuestas formuladas por los primeros y el 95% de los segundos. Insistió en que “han votado ‘no’ pensando en el 14F”, en las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero.

Luz Guilarte, de Cs, indicó que el gobierno de Colau optó por una “negociación ficticia” con todos los grupos de la oposición con la excepción de ERC.

En el mismo pleno también se aprobaron las ordenanzas fiscales, pero con mucha más carga crítica por parte de la oposición por considerar que el gobierno municipal no debía congelarlas sino reducirlas a causa de la crisis económica.

La oposición critica el recargo en la tasa turística a partir del próximo verano

Cs, PP y Barcelona pel Canvi cargaron contra el incremento de la tasa turística que entrará en vigor en junio de 2021. Francisco Sierra, de Cs, indicó que este recargo demuestra que el equipo de gobierno “no tiene ni idea” de cómo está el sector. “Los hoteles están cerrados, no hay turistas, no toca poner este recargo fiscal a un sector que ha sido heroico”.

Josep Bou calificó la medida de “puramente recaudatoria” y Eva Parera (BC) apuntó que incrementar la carga impositiva no es el mensaje más apropiado en estos momentos de crisis.

El Ayuntamiento de Barcelona contará para le próximo año con un presupuesto de 3.253 millones de euros, casi 200 millones más que el del presente ejercicio.