El líder municipal del PSC, Jaume Collboni, saluda a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, después de su investidura. /EFE

Colau y PSC: así se repartirán el Ayuntamiento de Barcelona

stop

Colau se queda con el área económica y social mientras que el PSC asume la seguridad ciudadana, movilidad y promoción de la ciudad

Josep Maria Casas / Marcos Pardeiro

El líder municipal del PSC, Jaume Collboni, saluda a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, después de su investidura. /EFE

Barcelona, 08 de julio de 2019 (21:00 CET)

Los equipos negociadores de Barcelona en Comú y el PSC, encabezados por la alcaldesa Ada Colau y Jaume Collboni, se reunieron este lunes por la tarde para ultimar su pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona. Los socialistas asumirán la responsabilidad de áreas clave como la seguridad ciudadana, la movilidad (metro y bus) o la promoción económica de la ciudad, mientras que los comuns se reservarán las áreas económica y social.

El socialista Jaume Collboni será teniente de alcalde de promoción económica, una responsabilidad que ya asumió durante un año y medio en el anterior mandato. Precisamente hasta que Colau echó al PSC de su gobierno. Por lo tanto, Collboni tendrá bajo su batuta Fira Barcelona y el Mobile World Congress.

En virtud de este principio de acuerdo, el PSC asumirá áreas estratégicas, y también delicadas. Los socialistas están convencidos de que es mejor tenerlas bajo su control que no cederlas a los comuns. Se trata de las áreas de movilidad y seguridad.

Al frente de movilidad estará la concejal socialista Rosa Alarcón. Será la responsable de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la sociedad que gestiona los servicios de metro y bus. Precisamente, durante el anterior mandato se multiplicaron las huelgas de metro.

El hombre del PSC en seguridad

Albert Batlle asumirá la seguridad ciudadana. Siempre ha sido la apuesta del PSC para comandar la Guardia Urbana y liderar la lucha contra la inseguridad ciudadana. Este es el principal problema de los barceloneses, según el último barómetro de opinión.

Como concejal de seguridad, Batlle deberá lidiar con el incremento de la delincuencia, los narcopisos, las ocupaciones ilegales y el top manta. Los socialistas prometieron controlar la venta ambulante ilegal después de que se disparase con el último gobierno de Colau.

Laia Bonet ocupará el área más relacionada con la ciencia y la innovación. Se hará cargo de la agenda de la ciudad en el horizonte de 2030.

Montserrat  Ballarín recuperará la cartera de mercados y turismo que tuvo durante año y medio en el anterior mandato. Además también tendrá responsabilidades sobre la hacienda municipal.

Xavier Marcé siempre se ha movido en los ámbitos culturales, pero los comuns nunca han querido que se hiciera cargo de la concejalía de Cultura. Sin embargo, su nueva responsabilidad estará relacionada con estos campos.

David Escudé ocupará la cartera de deportes. Fue concejal de este ramo con el alcalde Jordi Hereu y, en el anterior mandato de Colau, ejerció de comisionado de deportes durante los meses en los que el PSC estuvo en el gobierno.

Escude también presidirá el distrito de Sant Martí mientras que la socióloga Magda Mari-Klose lo será de Nou Barris.

Cinco distritos para cada uno

Comuns y socialistas se repartirán los diez distritos de la ciudad. El PSC tendrá las presidencias de Sant Martí, Nou Barris, Horta, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi; mientras que Barcelona en Comú se queda las de Sants-Montjuïc, Ciutat Vella, Eixample, Gràcia y Sant Andreu.

Por su parte, la alcaldesa Colau tendrá como brazo derecho al frente del área económica a Jordi Martí, que se desempeñó como gerente municipal en el anterior mandato. Será el responsable de presentar los presupuestos municipales. Martí ejercerá el papel que tuvo Gerardo Pisarello, actual diputado en el Congreso.

Janet Sanz continuará como concejal de Urbanismo. Lucía Martín asume la cartera de vivienda, de gran trascendencia para los comuns, mientras que Eloi Badia seguirá en presidencia y servicios. Fracasó en los intentos de municipalizar servicios en el anterior mandato.

Gemma Tarafa siempre se ha movido en el campo de la salud y Laura Pérez retendrá su cartera de feminismo. Desde los comuns no se han precisado los ámbitos de Marc Serra, Jordi Rabassa y el número dos de su lista, Joan Subirats, aunque probablemente estará en Cultura.

Todas las carteras serán compartidas. El concejal titular tendrá como número dos a un miembro de su socio de gobierno.

Las negociaciones entre Barcelona en Comú y el PSC han sido más lentas de lo esperado y con numerosos puntos calientes. La ruptura del pacto que suscribieron en el anterior mandato generó desconfianzas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad