Colau se guarda en un cajón las ayudas para el comercio

stop

El ayuntamiento de Barcelona tenía dos millones de euros para invertir en las tiendas, pero sólo ha utilizado 138.819 euros

El PP denuncia que Colau ha desasistido al comercio de la ciudad.

Barcelona, 28 de marzo de 2016 (01:00 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, contaba con una partida de dos millones de euros para potenciar el comercio de la ciudad, pero ha optado por guardar ese dinero en un cajón y sólo ha invertido 138.819 euros en ayudas para las tiendas barcelonesas, según ha denunciado el jefe del grupo municipal del PP, Alberto Fernández.

El Plan Integral y Transversal de Comercio contaba con un presupuesto inicial de más de dos millones, en concreto de 2.016.000 euros, para destinarlo al tejido comercial de la capital catalana en el año 2015. Pero el 93% de esa cantidad no se ha invertido.

Sin explicaciones

"Colau da la espalda al comercio de Barcelona", asegura Fernández tras desvelar estos datos. El líder del PP en la capital catalana ha tratado de averiguar por qué el Gobierno municipal no ha utilizado ese dinero, pero, aunque ha pedido explicaciones, todavía no ha obtenido una respuesta por parte del equipo de la alcaldesa.

Por eso, Fernández sospecha que esos fondos pueden haberse destinado a otras actividades como la de "subvencionar entidades" en lugar de promover proyectos concretos.

El líder popular también lamenta que la alcaldesa sea "tan permisiva con el top manta", mientras "pone trabas permanentes al comercio y a las terrazas, que generan trabajo".

"Comerciofobia"

Entre otras cuestiones, Fernández recuerda que Colau "no ha dado respuesta a los comercios emblemáticos, ha intentado atrasar la iluminación navideña, ha sido absolutamente opaca en el proceso de participación sobre los horarios comerciales de los festivos de verano y ha aprobado la normativa de superficies comerciales por silencio administrativo".

Además, Fernández explica que "por no haber no hay ni concejalía de comercio, sólo un comisionado", por lo que concluye que Colau padece de "comerciofobia".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad