Convergència cerca a Pujol y quiere que vaya ya al Parlament

stop

CASO JORDI PUJOL

El ex President de la Generalitat, Jordi Pujol, rodeado de periodistas / EFE

01 de septiembre de 2014 (17:23 CET)

La dirección de Convergència sabe que se juega el futuro. Se lo juega en las próximas semanas. Y la sombra de Jordi Pujol es enorme. Por ello, la ejecutiva de CDC ha decidido este lunes sumarse a la petición del resto de partidos políticos, y este martes votará, en la comisión de asuntos institucionales del Parlament, pedir la comparecencia del ex President lo antes posible.

Uno de los dirigentes que se ha caracterizado más por marcar distancias con Jordi Pujol es Josep Rull. El coordinador general de Convergència, que necesita reforzar su liderazgo y que sabe que el caso Pujol puede ser muy bien utilizado por Esquerra Republicana, quiere respuestas de inmediato. “La comparecencia puede ser buena para dar las explicaciones correspondientes y reforzar la institución del Parlament y su transparencia”, ha afirmado.

El Parlament espera a Pujol

Esta posición representa un cambio, porque CiU se negó a pedir esa comparecencia, con la idea de abstenerse para no obstaculizar los deseos del resto de grupos. Ahora votará a favor, porque nadie entiende, en las propias filas de CiU, que el ex Presidente de la Generalitat durante 23 años no ofrezca explicaciones a la cámara parlamentaria que facilitó, precisamente, sus investiduras al frente del gobierno catalán.

Pero no es la única razón. CiU está sometida a una enorme presión por parte de Esquerra Republicana, que exigirá una comisión de investigación si Pujol no comparece en una semana en el Parlament. La comisión de investigación, --aunque los diputados la pueda aprovechar para un cruce de acusaciones políticas-- tiene un carácter muy distinto al de la mera comparecencia. A los llamados a una comisión de investigación se les exige que digan la verdad de lo que se les pregunta.

Los argumentos de Pujol

En cambio, Pujol, en la comparecencia podría seguir de forma literal lo que le aconsejen sus abogados.

Esquerra ha recordado sus advertencias. La diputada republicana, Anna Simó, ha sido concluyente: “La ciudadanía le espera”, ha afirmado, en referencia a Jordi Pujol.

Pujol, en cambio, ya advirtió de que no asistirá el día 2, este martes, como le había sondeado el propio Parlament. Pujol quiere esperar a la citacuón judicial de su hijo, Jordi Pujol Ferrusola, ante el juez Ruz, programada para el día 15. 

Pero los diputados catalanes no desean esperar tanto. La cuestión que valora también CiU es si afecta más o menos al proceso soberanista, en función de si esa comparencia se produce antes de la Diada del 11 de septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad