Señalización para respetar la distancia de seguridad en el 'Oh my Club', preparado para abrir con medidas de seguridad en Madrid. Foto: Efe/ Luca Piergiovanni

Las autonomías y los países que permiten todavía salir de noche

stop

Muchos gobiernos han comenzado a cerrar bares y discotecas, lo que supondrá el cierre de miles de negocios. Pero la ley es desigual según el país o región

Lorena Martín

Señalización para respetar la distancia de seguridad en el 'Oh my Club', preparado para abrir con medidas de seguridad en Madrid. Foto: Efe/ Luca Piergiovanni

Barcelona, 26 de julio de 2020 (11:09 CET)

El ocio nocturno tiene los días contados, al menos tal y como lo conocíamos. Las constantes aglomeraciones en espacios generalmente cerrados se están viendo afectadas por los rebrotes de coronavirus. Las discotecas, clubes y bares son los lugares dónde, según los expertos, se generan un mayor número de contagios.

La mayoría de los gobiernos autonómicos han decidido, por ello, restringir la actividad. “Los brotes que originan son muy grandes y de difícil trazabilidad”, apunta la jefa del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Maria José Sierra. En España, la totalidad de las comunidades han anunciado o bien medidas concretas para limitar la actividad o que están estudiando cómo acotar el ocio nocturno.

Los últimos territorios en anunciar medidas han sido Cataluña y Castilla-La Mancha, sumándose a siete autonomías que ya en días anteriores habían anunciado restricciones e incluso el cierre de los bares de copas y discotecas, como es el caso de Baleares (en determinadas calles), Aragón (Zaragoza y varias comarcas) o Murcia (Totana). Por otra parte, Madrid está estudiando limitar los horarios y registros de clientes.

Los territorios más afectados por el coronavirus tienen medidas más extremas, mientras resto de las comunidades permiten la apertura de estos locales, aunque con fuertes limitaciones de aforo y de horario. Ya no será habitual encontrar un local abierto a las dos de la mañana.

Castilla-La Mancha ha decidido una medida particular que consiste en registrar a los clientes mediante el DNI y el teléfono móvil a partir de la una de la madrugada para poder poder contactar con los asistentes en el caso de que se detectara un brote. Andalucía apuesta por el límite de horario y combatir los botellones.

Mientras tanto, el sector pide ayudas al Gobierno como única vía de escape. Y estas limitaciones no están ocurriendo solo en España, sino que se extienden alrededor de Europa. Reino Unido, Francia, Holanda, Francia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Rusia, Austria, Croacia, Rumanía, Bulgaria o Alemania han tenido también que tomar medidas y cerrar, en muchos casos, los locales de ocio nocturno.

Restricciones al ocio nocturno en el resto de Europa

El mundo de la noche es uno de los más perjudicados en Europa. Por ello, las autoridades han tenido que volver a imponer medidas restrictivas. La tónica general es la de cerrar o restringir al máximo el aforo, si bien cada país presenta sus particularidades.

En Italia, las discotecas siguen cerradas, aunque se permite el ocio nocturno en pequeños establecimientos y otros más amplios al aire libre, lo que casi siempre deriva en aglomeraciones. En Reino Unido aún no hay fecha para la reapertura de discotecas, salas de baile o locales nocturnos, donde se considera que es prácticamente inevitable el contacto físico.

En Francia, las discotecas y lugares de ocio nocturno no podrán volver a abrir por lo menos hasta septiembre, aunque todavía no hay siquiera una fecha para la reapertura. Además, a partir del 10 de septiembre, estos locales podrán acceder a un fondo de solidaridad para las empresas, en que no se les exigirán los criterios generales de facturación, número de empleados o pérdida de ingresos.

En Holanda la reapertura de discotecas y clubes está prevista también para el 1 de septiembre, al igual que Bélgica, aunque la fecha podría cambiar en función de la situación epidemiológica.

En Luxemburgo los bares deben cerrar a las 12 de la noche, bajo pena de multa de 4.000 euros si se incumple. En Moscú (Rusia), los establecimientos de diversión, incluido el ocio nocturno, reanudaron su trabajo el pasado 13 de julio. En San Petersburgo, la segunda ciudad del país y una de las más afectadas por la pandemia, los negocios de ocio nocturno aún permanecen cerrados.

Los locales en Austria, Rumanía y Bulgaria

En Austria las discotecas y otros locales de noche solo pueden abrir hasta la una de la madrugada, lo que ha obligado a muchos de estos negocios a cerrar por la caída de ingresos. En Rumanía, sin embargo, las autoridades solo permiten abrir las terrazas, en las que todos los clientes deben permanecer sentados en mesas de un máximo de cuatro personas y en las que se prohíbe permanecer de pie.

Las discotecas y todos los lugares de ocio nocturno en Bulgaria reabrieron el 15 de junio con la condición de funcionar con la mitad del aforo permitido. Debido a los rebrotes que se vincularon con estos espacios, las autoridades sanitarias decretaron su cierre el 10 de julio. Sin embargo, la medida duró menos de dos días por las protestas de los empresarios del sector. En Alemania la pandemia del coronavirus ha afectado duramente el negocio nocturno en ciudades como Berlín o Hamburgo, en donde las medidas de prevención han forzado al cierre de los tradicionales "clubs" de música tecno.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad