Pedro Sánchez preside la reunión de emergencia del consejo de ministros para declarar el estado de alarma por el coronavirus, el 14 de marzo de 2020 | EFE/JMCJ/Moncloa

La división entre Sánchez e Iglesias retrasa la respuesta al Covid-19

stop

PSOE e Unidas Podemos discrepan sobre las medidas económicas a tomar para frenar el impacto del coronavirus en empresas y trabajadores

Xavier Alegret

Economía Digital

Pedro Sánchez preside la reunión de emergencia del consejo de ministros para declarar el estado de alarma por el coronavirus, el 14 de marzo de 2020 | EFE/JMCJ/Moncloa

Barcelona, 14 de marzo de 2020 (18:15 CET)

Pedro Sánchez debía comparecer a las 3 de la tarde de este sábado para explicar en qué consistirá el estado de alarma y concretar las medidas económicas que tomará el Gobierno para paliar el efecto del coronavirus en empresas, autónomos y trabajadores. Pero las discrepancias en el seno del Ejecutivo, concretamente entre Sánchez y Pablo Iglesias, están retrasando las soluciones a la crisis del Covid-19, que sigue avanzando en España siguiendo la estela de Italia.

La respuesta al brote de coronavirus está siendo una prueba de fuego para el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Ambos partidos se han puesto de acuerdo sin grandes problemas respecto a las medidas sanitarias y de prevención, en las que han seguido consejos de sanitarios y expertos, aunque no han estado exentas de polémica: las medidas tomadas en otros países y opiniones de medios internacionales han dejado al Ejecutivo de Sánchez en mal lugar.

Pero lo que ha atascado la toma de decisiones en Moncloa han sido las medidas económicas y sociales para paliar los efectos del brote en el tejido productivo y todos sus actores. El golpe será, y está siendo ya, terrible y exige respuestas. La CEOE y otras organizaciones piden al Gobierno que facilite despidos. Y, mientras tanto, el Gobierno se ha partido en dos, lo que ha obligado a continuar por la tarde el Consejo de Ministros de este sábado y sigue, pasadas las seis, bloqueada la comparecencia del presidente.

Pablo Iglesias acudió por sorpresa al Consejo de Ministros, rompiendo su cuarentena, para dar batalla a Nadia Calviño

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ambas del PSOE, son las que lideran la resistencia del Gobierno a gastar más de lo ya anunciado en nuevas medidas de apoyo a los trabajadores, según informa El País. Pero han topado con los ministros de Podemos, liderados por Pablo Iglesias y Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, que piden un plan de choque para los trabajadores.

La presencia de Iglesias, que estaba en cuarentena por el positivo en coronavirus de Irene Montero, en el Consejo de Ministros, después de que el viernes la comisión económica ya terminara sin acuerdo, era muy sintomática: este tema era clave para la formación morada. Podemos pide aparcar el límite de gasto y los objetivos de déficit para dar más ayudas. Calviño, la guardiana del equilibrio presupuestario, se ha opuesto y Sánchez, que es quien tiene que tomar la decisión, trata de poner de acuerdo a sus ministros.

Mientras el Gobierno discute, las CCAA se independizan

Sánchez, Iglesias y el resto de ministros, separados entre sí por un metro de distancia, están protagonizando una de las reuniones del Consejo de Ministros más largas que se recuerda. Mientras intentan superar las discrepancias y retrasan la aprobación y anuncio de las medidas, otros países, con menos afectación, han adelantado a España en prevención, la sitúan ya como uno de los grandes focos del Covid-19 y las comunidades autónomas toman sus propias iniciativas, con competencias o sin ellas.

Prácticamente todos los gobiernos autonómicos han decidido cerrar comercios y algunas han confinado zonas, como Cataluña, Valencia y Andalucía. Quim Torra, además, anunció este viernes el cierre de Cataluña, si bien no tiene medios para hacerlo efectivo al 100%. Por ello, pidió ayuda al Gobierno, que no ha respondido. Además Torra y el lehendakari, Íñigo Urkullu, han coincidido en sus críticas al Ejecutivo porque la aplicación del estado de alarma supone que el Estado tiene el mando único, lo que consideran “un 155”.

Los últimos datos acerca del impacto del coronavirus dejan ya más de 6.252 infectados, unos 2.000 más que este viernes, y 193 muertos, 72 más que hace 24 horas. Madrid es donde más fallecimientos se han producido: 133, frente a los 86 del viernes.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad