Una italiana en un quiosco de periódicos en Génova, el 12 de marzo de 2020, el primer día del cierre de todas las actividades comerciales por el coronavirus | EFE/EPA/ADM

España está a diez días de ser Italia

stop

Las cifras no mienten: hay un claro paralelismo entre el avance del Covid-19 en Italia y en España, con un retraso de diez días en la Península

Alessandro Solís

Economía Digital

Una italiana en un quiosco de periódicos en Génova, el 12 de marzo de 2020, el primer día del cierre de todas las actividades comerciales por el coronavirus | EFE/EPA/ADM

Barcelona, 13 de marzo de 2020 (04:55 CET)

La sensación de que el avance del coronavirus en España es como estar viendo en diferido la propagación de la enfermedad en Italia no es injustificada. Los datos demuestran que la experiencia española con el Covid-19 es un espejo de la situación italiana con nueve o diez días de retardo, tanto en el aumento exponencial de los casos positivos y de los fallecidos como en la batería de medidas que se han implantado casi con la misma distancia temporal en el país transalpino y en la Península Ibérica.

El Gobierno de Pedro Sánchez recomendó este jueves suspender lecciones en escuelas, institutos y universidades en todo el país, algo que el Ejecutivo de Giuseppe Conte decretó el pasado 4 de marzo, hace diez días, después de que ya se hubiera echado el cierre en las regiones más afectadas, como Lombardía. En España la pesadilla del coronavirus es un déjà vu de la de Italia y, por eso, tras decidirlo primero las regiones más afectadas, todas las comunidades autónomas se han sumado a la recomendación y este viernes hay 10 millones de alumnos sin clase.

No obstante, más constantes y fiables que las decisiones políticas son las cifras de la pandemia, que cada día que pasa no hacen más que mostrar que el camino de Italia es también el de España, pero con más margen de maniobra. Lo que igual puede ser preocupante por el futuro cercano que acecha de cara a las cifras que se proyectan, como revelador respecto de los previsibles paralelismos en las respuestas de cada Gobierno. Los datos también podrían dar la oportunidad a España de reaccionar más rápido y adelantarse a los hechos.

Italia muestra a España el patrón del Covid-19

España registró 228 casos positivos de coronavirus el pasado 4 de marzo. Exactamente diez días antes, el 24 de febrero, Italia tenía reportados 227 contagios. Si avanzamos la cinta a este jueves 12 de marzo por la tarde, en el territorio español ya se habían superado los 3.000 casos y los 86 fallecidos, según los datos del Ministerio de Sanidad. Nueve jornadas antes, el citado 4 de marzo, los italianos también fueron informados de que el país ya había superado la barrera de los 3.000 contagios y el centenar de muertes.

En Italia, hasta este jueves, los positivos por coronavirus ya eran más de 15.000. ¿Cabe esperar esa cifra en España el 21 o 22 de marzo; es decir, el próximo fin de semana? Si los patrones continúan, sí. Cabe observar también la evolución del Covid-19 en el país en el que se originó. A China le tomó en torno a ocho días pasar de poco menos de 3.000 casos a más de 15.000 (la cifra de Italia ahora), a inicios de febrero. Y no fue sino hasta después de casi mes y medio de crecimiento por encima del 10% en las cifras que el avance se empezó a moderar, a partir del 8 de febrero.

Cola de personas fuera de una farmacia en Roma, el 12 de marzo de 2020, el primer día del cierre casi total en Italia por el coronavirus | EFE/EPA/ADM
Cola de personas fuera de una farmacia en Roma, el 12 de marzo de 2020, el primer día del cierre casi total en Italia por el coronavirus | EFE/EPA/ADM

China ha hecho alarde estos días de tener prácticamente controlada la infección en su territorio, con un incremento de casos muy bajo (15 entre el miércoles y el jueves, hasta los más de 80.000 en total). Esta situación se ha venido dando desde el pasado 21 de febrero, momento en el que inició un avance diario inferior al 1% que se ha mantenido hasta ahora. El confinamiento de decenas de millones de personas y el parón en toda la actividad económica y social fueron las causantes de la contención, según Pekín, que ya da consejos a los demás Gobiernos que afrontan la pandemia.

La media de incremento de casos en los últimos diez días en España ha sido del 39%. En Italia, la última decena de jornadas ha arrojado una media diaria de avance del Covid-19 del 22%. Ha sido la etapa de medidas más drásticas, hasta el punto de cerrar todos los negocios excepto supermercados y farmacias, pero también la de una mejora en términos relativos. Antes de este último periodo de diez días, la media italiana era muy similar a la actual española: en torno al 40% en la muestra de nueve jornadas hasta el día 2 de marzo.

Como otra muestra de que el coronavirus se comporta de formas muy similares dentro de las diferentes fronteras, esa misma media de propagación diaria era la que tenía China al inicio de febrero, por lo que no es improbable que se modere en Europa en las próximas cinco o seis semanas tal como sucedió allí. Después de todo, el Gobierno de Xi Jinping prevé que la pandemia mundial acabará en junio, si todos los países "intervienen con fuerza".

Advertencias a España

Las semejanzas no pasan desapercibidas. “España estará en una semana en las mismas condiciones que Italia”, avisaba el jueves el exprimer ministro italiano Matteo Renzi, que ha criticado los “errores de comunicación y de gestión” del Gobierno de Conte durante la crisis sanitaria.

“Creo que la experiencia de Italia le resultará muy útil al resto de países con contagios para aprender tanto de las cosas que han funcionado, las cuarentenas y ampliar las restricciones a todo el país, como de los errores cometidos”, ha añadido Renzi en una entrevista con El País.

En Reino Unido, el director médico de Gales, Frank Atherton, también lanzó esta advertencia a la ciudadanía británica, igualmente extensible a la española: “Tenemos que asumir que el patrón de la transmisión en Italia puede estar llegando en nuestro camino. Tenemos que asumir eso”.

Entre Renzi y el doctor galés han dado ya posibles pistas al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que este pasado miércoles dijo: "No sé si llegaremos a una situación como la de Italia, pero estamos preparados para plantear un nuevo escenario".

Aviso de los periodistas en Italia

Desde luego, la propagación del coronavirus en Italia no solo pone sobre aviso a España, sino al resto del mundo occidental, teniendo siempre en cuenta que la enfermedad probablemente se va a comportar igual en cualquier lugar; lo que será diferente serán las medidas aplicadas así como la calidad de los distintos sistemas sanitarios.

Escribiendo desde ciudades italianas, obligados a quedarse en sus casas mientras se supera la pandemia, periodistas de Bloomberg han advertido de que lo que se vive ahora mismo en el país transalpino es lo mismo que se verá en otros países en breve. "Para aquellos que tienen la suerte de no estar viviendo el encierro italiano, presten atención", dicen.

"Lo que está sucediendo en Milán, Florencia y Roma ofrece una vista previa de lo que vendrá a Nueva York, Londres o París en una o dos semanas", han añadido. "Considere esta nuestra carta para usted desde Italia, escrita desde el aislamiento de nuestros sofás y mesas de comedor, con una muestra de lo que debe esperar".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad