Gel hidroalcohólico y mamparas a la entrada de una discoteca en Madrid. Foto: EFE/ Luca Piergiovanni/Archivo

La policía desmantela otra fiesta ilegal y masiva en pleno rebrote

stop

La fiesta, que se había convocado mediante las redes sociales, se celebró en la Zona Franca de Barcelona con música, alcohol y drogas

Barcelona, 29 de agosto de 2020 (14:15 CET)

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han desmantelado esta madrugada una fiesta ilegal en una nave industrial en la Zona Franca de Barcelona. Ésta había sido convocada mediante las redes sociales —desde donde también se vendieron las entradas— y consiguió reunir a 160 personas, que no llevaban mascarillas ni guardaban distancia social. 

Los dos promotores de la fiesta han sido denunciados, según los Mossos d’Esquadra. Otro de los participantes ha sido detenido por tráfico de drogas, mientras que se han levantado actas a otros ocho por tenencia de sustancias estupefacientes. El cuerpo policial había recibido un aviso de una persona que tenía previsto hacer una fiesta legal en otro lugar desde antes de las restricciones debido a la covid y que se había enterado de que alguien quería aprovechar para hacerla igualmente pero en otro emplazamiento.

Cuando han acudido los agentes, se han encontrado a 160 personas en un local con aparatos de música, botellas de alcohol y refrescos. Posteriormente, la Guardia Urbana ha hecho una inspección del local y ha levantado la correspondiente acta por la fiesta ilegal. Todos aquellos asistentes que habían acudido a la fiesta sin mascarilla y que no guardaron distancia social —como obligan las medidas sanitarias anticoronavirus en Cataluña— han sido denunciadas. Por ahora, en la comunidad, las discotecas y salas de fiesta siguen cerradas por orden de la Generalitat.

Las fiestas ilegales están siendo una constante en toda España, a pesar de las restricciones. Hace tan solo una semana se identificaba otra en la misma ciudad de Barcelona con decenas de personas.

Entonces, un testigo alertó de madrugada a los Mossos, que clausuraron la fiesta en la zona alta de la ciudad, identificando a 58 personas. Allí tampoco se tuvieron en cuenta las medidas de prevención, como las mascarillas. El lema de la fiesta —situada en la calle Marià Cubí de Barcelona— era “Hoy se lía: Alicia, 28 party”. Los 58 identificados también fueron denunciados y se expusieron a una sanción administrativa por infringir las restricciones para evitar la propagación del coronavirus.

La federación del ocio nocturno abre un buzón para denunciar fiestas ilegales

La Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) ha puesto en marcha un correo electrónico para denunciar fiestas ilegales de manera anónima. Una vez la federación sepa de las celebraciones, pondrá en conocimiento de las autoridades. 

Ha decidido hacerlo después de haber recibido "múltiples denuncias y quejas" al respecto y por "constatar que la falta de oferta de ocio nocturno legal ha disparado la práctica de ocio nocturno ilegal". También tiene el objetivo de presionar a la administración para que se les permita reabrir las discotecas. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad