n operario trabaja en la fábrica de ataúdes de Montjuic (Barcelona) que ha tenido que multiplicar por cuatro estos días su producción para dar abasto a la demanda provocada por la epidemia de coronavirus
stop

El semanario apunta a que podría haber más muertes por coronavirus de las que se contabilizan en las cifras oficiales en varios países de Europa

Lorena Martín

n operario trabaja en la fábrica de ataúdes de Montjuic (Barcelona) que ha tenido que multiplicar por cuatro estos días su producción para dar abasto a la demanda provocada por la epidemia de coronavirus

Barcelona, 03 de abril de 2020 (17:21 CET)

El semanario The Economist explica en un artículo este jueves que muchas muertes por coronavirus podrían estar pasándose por alto en España dado que no se notifican como tal, de la misma manera que en otros países de Europa. Y es que el número oficial de muertes por Covid-19 puede excluir a las personas que murieron antes de que pudieran hacerse la prueba. Además, se ignora a las personas que sucumbieron a otras causas, tal vez porque los hospitales no tenían espacio para tratarlas. 

De esa manera lo explicaba hace unos días El País, analizando un informe elaborado por el Instituto de Salud Carlos III a partir de datos del Gobierno. Éste revela que más de la mitad de las muertes por esta causa en algunas comunidades no se han contabilizado. Y los datos de mortalidad son ruidosos en regiones más pequeñas, especialmente las más afectadas que pueden no ser representativas de países enteros.

Los casos ignorados en varias regiones de España

En España, gracias al estudio, se pudo concluir que el número de muertes oficiales por coronavirus es muy inferior al real en varias comunidades autónomas. En Castilla y León, por ejemplo, entre el 17 y el 24 de marzo, se registró un total de 885 fallecimientos, cuando las medias de otros años rondaban los 500, según el estudio.

Del “exceso de defunciones” de 385 personas —que supone un 77% más—, el recuento diario de la Administración en esas fechas solo incluye 112. Menos de una tercera parte de los fallecidos son los que se han tenido en cuenta.  Las demás muertes se contabilizaron como enfermedades genéricas, como neumonía, o simplemente no se recogieron como víctimas del coronavirus porque las pruebas no llegaron con el suficiente tiempo. Y algo parecido ha ocurrido en Castilla La Mancha o Madrid. Jean-Marc Manach, un reportero francés, ha encontrado una disparidad similar en el departamento de Haut-Rhin.

“Estos datos confirman que aún nos falta mucho por conocer de la epidemia. Ya sabíamos que la cifra real de infectados es mucho mayor que la detectada. Ahora descubrimos que también hay muchos más fallecidos. La conclusión es que el impacto del virus está siendo mucho más importante de lo que nos dicen los datos disponibles”, afirma Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria en Crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y ocurre lo mismo en Italia. L'Eco di Bergamo, un periódico italiano, ha obtenido datos de 82 localidades en la provincia de Bérgamo. En marzo, estos lugares tuvieron 2.420 muertes más que en marzo de 2019. Solo 1.140, menos de la mitad del aumento, se atribuyeron a Covid-19. "Los datos son la punta del iceberg", dijo a L'Eco Giorgio Gori, el alcalde de la capital de Bérgamo . "Demasiadas víctimas no están incluidas en los informes porque mueren en casa".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad