Transparencia destapa las mentiras de Sanidad: nunca evaluó la gestión de la pandemia

De la inexistente evaluación de la gestión de la Covid-19 anunciada por Fernando Simón a la opacidad con los datos: las resoluciones de Transparencia que ponen en apuros a Sanidad

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en una rueda de prensa el 3 de diciembre de 2020 en la sede del Ministerio de Sanidad, en Madrid | EFE/DF/Archivo

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en una rueda de prensa el 3 de diciembre de 2020 en la sede del Ministerio de Sanidad, en Madrid | EFE/DF/Archivo

El Ministerio de Sanidad anunció hace más de seis meses que estaba realizando y encargando evaluaciones de la gestión de la pandemia del coronavirus, pero una serie de reclamaciones ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) ha acreditado que aquellas fueron promesas falsas y que hasta ahora no ha habido ninguna auditoría.

Fue el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, quien en una entrevista con Cuatro grabada el pasado septiembre y emitida en octubre aseguró que desde Sanidad se estaban haciendo “evaluaciones internas y externas” con instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El epidemiólogo, además de defender a toda costa las medidas del Gobierno contra la Covid-19 y el momento en que se tomaron, insistió en que “vamos a proponer evaluaciones” y añadió que algunas “internas” ya se estaban haciendo. También dijo que se evaluarían en el marco del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Más de medio año después, esas evaluaciones no solo no se han conocido, sino que Sanidad ha finalmente admitido que todo era mentira. Y lo ha hecho gracias a que un ciudadano reclamó esa información ante Transparencia, que inició un expediente en noviembre tras constatar que el Ministerio estaba ignorando la petición.

La reclamación fue presentada desde la redacción del digital Maldita.es, que el pasado 5 de abril se hizo eco de la respuesta de Sanidad, que admitió que “no existen evaluaciones internas realizadas por el Ministerio de Sanidad, el Ccaes o cualquier otro organismo dependiente del Ministerio sobre la gestión de la pandemia“.

Sin evaluaciones a la vista

Economía Digital accedió al expediente del CTBG sobre este asunto, cuya resolución se firmó en febrero pero no se dio a conocer hasta este lunes. El recuento de los hechos expone a Sanidad por, primero, incumplir los plazos que dicta la ley de transparencia para estas peticiones, y segundo, por su búsqueda de una excusa para no admitir que no había evaluaciones.

Hay que recordar que cuando Simón prometió esas evaluaciones la presión sobre el Gobierno era grande, pues ese verano varios científicos de prestigio habían publicado una carta en la revista científica The Lancet en la que precisamente demandaban una investigación sobre la gestión de la pandemia de la Covid-19 en España.

En vista de que todo apuntaba a que Sanidad había puesto en marcha las auditorías, en octubre Maldita.es solicitó al Ministerio los “resultados, informes o conclusiones de todas y cada una de las evaluaciones internas realizadas por el Ministerio de Sanidad, el CCAES o cualquier otro organismo dependiente del Ministerio sobre la gestión de la pandemia”.

Sanidad, como es usual, no respondió en el mes de plazo previsto. El denunciante reclamó ante Transparencia el 10 de noviembre, y el Ministerio respondió por fin remitiéndose a un acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en una reunión celebrada después de la solicitud de información y, por ende, después de las palabras de Simón.

Ese acuerdo del Interterritorial era para crear un grupo de trabajo para definir el marco para realizar una evaluación independiente de la gestión, sin mención a la OMS o el ECDC como había dicho Simón.

Desde luego, el reclamante se quejó ante Transparencia de que Sanidad no atendía ninguna de sus peticiones y señaló que esa reunión del Interterritorial tuvo lugar mucho después de que Simón asegurase que ya estaban en marcha las evaluaciones, en plural.

En febrero, al estudiar la situación, Transparencia volvió a evidenciar el irrespeto por los plazos por parte de Sanidad y dio la razón al denunciante, al entender que la información es de interés público porque “contiene aspectos relevantes que han de ser informados para poder conocer la motivación seguida por las administraciones públicas en su toma de decisiones”.

Transparencia instó a Sanidad a responder al reclamante en el plazo máximo de diez días, por lo que el Ministerio se vio obligado a reconocer que no existe ninguna evaluación de la gestión de la pandemia en marcha, recordando que en octubre simplemente se acordó la creación del grupo que definirá el marco para dicha evaluación.

Es decir, lo único que se ha hecho ha sido anunciar evaluaciones que en ese momento no estaban desarrollándose y crear un grupo para decidir cómo llevar a cabo esas evaluaciones, de las que a abril de 2021 aún no se sabe nada.

Transparencia vs Sanidad

Las solicitudes de información al Ministerio de Sanidad se han disparado con la pandemia, pero ello no ha evitado la opacidad que ha caracterizado en muchos asuntos al departamento que hoy dirige Carolina Darias pero que hasta el pasado 26 de enero estuvo en manos de Salvador Illa.

El CTBG ha recibido decenas de reclamaciones de solicitantes de información a los que Sanidad había ignorado o bien no había querido brindarles todos los datos que pedían, y las más recientes resoluciones del organismo —tramitadas en febrero pero publicadas este lunes— han vuelto a acreditar la actitud del departamento en este sentido.

Entre las nuevas resoluciones que afectan a Sanidad destacan reclamaciones admitidas por Transparencia relativas a asuntos como los datos muy concretos sobre la incidencia del coronavirus en España por territorios y los diferentes comités de expertos que supuestamente han asesorado al Gobierno.

En algunos casos, el CTBG ha dado plazos a Sanidad para atender las solicitudes y en otros simplemente ha puesto de manifiesto cómo el Ministerio irrespeta los plazos que rigen estas peticiones en virtud de la ley de transparencia. Las reclamaciones tienen como común denominador que el departamento no respondiera en tiempo y forma.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.