De Guindos prevé que la reforma laboral estimulará el empleo a finales de este año

stop

El Gobierno impulsará la unidad de mercado y la liberalización del comercio, sobre todo para los pequeños establecimientos 

El ministro de Economía, Luis de Guindos

05 de marzo de 2012 (11:01 CET)

El Gobierno prevé aprobar en breve nuevas reformas dirigidas a potenciar el crecimiento que consistirán en fomentar la unidad de mercado y la libertad a la hora de abrir pequeños comercios. Respecto a la reforma laboral, el ejecutivo cree que empezará a impactar de forma positiva en la creación de empleo a finales de este mismo ejercicio, aunque en el conjunto del año se pierda empleo.

Este es el pronóstico que ha realizado el ministro de Economia, Luis de Guindos, en la apertura de unas jornadas sobre el sistema financiero organizadas por Bankia y el diario El País.

De Guindos, ha contextualizado estas nuevas decisiones reformistas en el hecho de que la estabilidad presupuestaria estimula la confianza pero ésta debe venir acompañada de reformas estructurales para estimular la actividad. La laboral, a su jucio, es un proyecto de largo alcance y supone la tranformación más profunda que ha vivido el mercado de trabajo en su reciente historia.

El Ministro se ha mostrado convencido de la capacidad de la norma para estimular el mercado laboral, y ha afirmado incluso que si hubiera entrado en vigor hace tiempo se hubiera evitado la pérdida de un millón de empleos.

De Guindos ha dibujado un 2012 muy complicado pero se ha esforzado en lanzar mensajes de esperanza. "Vamos a salir reforzados de esta crisis aunque partamos de una inercia heredada muy desfavorable. Ahora mismo, todos los indicadores de este trimestre son muy negativos y eso se traduce en el cuadro macaroeconómico que acaba de aprobar el ejecutivo", ha añadido.

Como elementos esperanzadores ha señalado la evolución positiva de la inflación y su diferencial respecto al nivel de la eurozona y al del resto de Europa y la evolución del comercio exterior.

Madrid, dispuesta a pagar

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha aprovechado su presencia en este acto para afirmar que ha llegado el momento de que los ayuntamientos paguen a los proveedores.

El mecanismo de pago de ayuntamientos a suministradores habilitado por el Gobierno, es a su juicio una enorme inyección de liquidez para el sistema productivo. Para Botella, Madrid debe ser una potente locomotora de la recuperción de la actividad económica.

"Generamos el 12% del PIB español y tenemos la obligación de potenciar las capacidades de la ciudad. Por ejemplo, estamos trabajando con la Comunidad de Madrid para que no haya que pedir licencias para abrir nuevos negocios". La alcaldesa considera también que para que la economia pueda volver a competir en el mundo es básico recuperar la confianza. "Sin confianza nada es posible".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad