El abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Gonzalo Boye. Imagen: EFE/Mariscal.

Denuncian al abogado de Puigdemont por "falsear" la demanda contra Llarena

stop

El eurodiputado Enrique Calvet denuncia a Gonzalo Boye ante el Colegio de Abogados de Madrid por una "ofensa grave" a la profesión

Economía Digital

El abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Gonzalo Boye. Imagen: EFE/Mariscal.

Barcelona, 02 de septiembre de 2018 (10:23 CET)

El eurodiputado Enrique Calvet denunció ante el Colegio de Abogados de Madrid a Gonzalo Boye, uno de los abogados de Carles Puigemont, por "falsear" la denuncia contra Pablo Llarena en la que considera una "ofensa grave a la dignidad de la profesión de abogado".

Boye reconoció esta semana que la demanda civil contra el magistrado del Tribunal Supremo presentada en francés ante los tribunales belgas contenía un "error" en la traducción de las afirmaciones del juez. No obstante, la traductora Delia S.B sostiene que no alteró las palabras de Llarena.

Para Calvet, eurodiputado de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, se trata de una ofensa clara "a las reglas éticas" que gobiernan la profesión y "a los deberes establecidos en el estatuto general de la abogacía española", por lo que interpuso una denuncia contra Boye por supuesto falseamiento de las declaraciones del juez.

La defensa de Puigdemont comente una "ofensa grave" a la abogacía

"La ofensa grave a la dignidad de la profesión se ve reforzada por el hecho de permitir que un acto deliberado y doloso tenga consecuencias económicas para el Estado español", agregó Calvet, en alusión al coste de medio millón de euros de la defensa de Llarena en Bélgica, asumido por el Gobierno.

El magistrado es citado en la demanda con un tono afirmativo interpretado por la defensa de Puigdemont como una violación a la presunción de inocencia del expresidente de la Generalitat y sus consejeros.

No obstante, el entorno de Llarena defiende que la cita que recoge la demanda no incluyen el condicional que el juez utilizó al momento de hacer las declaraciones en un curso en Oviedo.

El letrado de Puigdemont afirma que lo que ocurrió es "un mero error de traducción" y que no existió ningún tipo de intencionalidad ni cambió el sentido de la demanda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad