El juez Pablo Llarena, acusado por Puigdemont de vulnerar su presunción de inocencia. Foto: EFE/PA

La defensa de Llarena costará medio millón de euros al Gobierno

stop

El ministerio de Justicia confirma que contrató al bufete belga Liederkerke Wolters Waelbroeck Kirpatrick para defender al magistrado

Economía Digital

El juez Pablo Llarena, acusado por Puigdemont de vulnerar su presunción de inocencia. Foto: EFE/PA

Barcelona, 30 de agosto de 2018 (19:44 CET)

El Gobierno destinará más de medio millón de euros a la defensa del magistrado Pablo Llarena en la demanda que presentaron Carles Puigdemont y otros líderes independentistas ante el tribunal de instancia de Bruselas. El ministerio de Justicia confirmó el jueves que se decidió por el bufete belga Liederkerke Wolters Waelbroeck Kirpatrick para asumir el caso; el contrato tuvo un importe superior al medio millón de euros.

"El valor de la adjudicación asciende a 450.413,22 euros, a los que hay que sumar otros 94.568,78 en concepto de impuestos, lo que supone un total de 544.982 euros", explicó el ministerio en un comunicado. La Intervención General del Estado, dependiente de Hacienda, autorizó la mañana del jueves la contratación de un abogado en Bélgica para defender la jurisdicción española y al juez del Tribunal Supremo.

"Una vez concluido el trámite de selección del despacho de abogados, la documentación fue remitida a la Embajada española en Bruselas, donde representantes legales de la legación diplomática y el bufete firmaron el preceptivo contrato", explicó Justicia. El bufete contratado "asumirá la representación procesal" para "defender la soberanía e inmunidad jurisdiccional de la Justicia española ante los tribunales belgas, defensa que incluye la del instructor del Supremo", agregó.

La abogacía del Estado ya se prepara para la comparecencia de Llarena

Con el bufete belga contratado, los representantes de la Abogacía del Estado se preparan para ponerse en contacto con los letrados durante los próximos días para valorar los diferentes escenarios que se presentan desde un punto de vista técnico, según dijeron a Efe fuentes cercanas a Justicia. El propósito es tener una línea de acción clara antes del 4 de septiembre, cuando Llarena está citado a comparecer, pero no está obligado a hacerlo.

La Abogacía del Estado prevé que el 4 de septiembre, independientemente de lo que suceda, se darán a conocer más avances sobre la demanda interpuesta por Puigdemont y cuatro de sus exconsellers contra Llarena. La demanda contra el instructor de la causa del "procés" está sustentada en una supuesta falta de respeto a la presunción de inocencia por parte del magistrado. Sin embargo, el texto contiene un "error" de traducción que se pondrá en conocimiento del juez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad