stop

Eduardo Pascual estaba en búsqueda y captura desde 2015 por la quiebra de Eurobank y por su participación en el caso de los ERE de Andalucía

Barcelona, 11 de mayo de 2017 (20:20 CET)

Eduardo Pascual se escondía en Burkina Faso. Este jueves fue detenido en el país africano por la quiebra de Eurobank, que presidió, y por su participación en el caso de los ERE fraudulentos de Andalucía. La Audiencia Nacional dictó una orden de búsqueda y captura en 2015 cuando faltó a una comparencia judicial. Se le había retirado el pasaporte, pero eso no impidió su fuga.

Eduardo Pascual: el artífice de la quiebra de Eurobank se escondía en Burkina Faso

El empresario barcelonés está acusado de la despatrimonialización de Eurobank, entidad que entró en concurso y posterior liquidación en 2003 por una deuda de 150 millones de euros. La Audiencia Nacional condenó en abril pasado a sus colaboradores a diversas penas de cárcel, pero no pudo juzgar a Pascual por encontrarse en rebeldía. La Fiscalía pidió para él una pena de hasta siete años y diez meses de cárcel, así como una indemnización de 8,26 millones de euros en concepto de daños.

Pasó catorce meses en la cárcel

Además, la Guardia Civil le detuvo en 2013 por el caso de los ERE andaluces y se pasó catorce meses en la cárcel. La entonces jueza instructora, Mercedes Alaya, le dejó en libertad después de pagar una multa de 6.000 euros y otros 5.000 de caución.

Pascual dirigía la mutua Fortia Vida, del grupo Vitalia, que ingresó 98 millones de euros de la Junta de Andalucía. En su declaración judicial, Pascual apuntó contra el Partido de los Socialistas Catalanes (PSC), del que dijo que estaba detrás de Fortia Vida, y contra el PSOE. Una parte del supuesto dinero defraudado se invirtió en hoteles en la República Dominicana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad