El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, con el expresidente catalán. EFE/EPA/Felipe Trueba

El abogado de Puigdemont pronostica más violencia

stop

Gonzalo Boye: "En una situación de tensión permanente como la que vive Cataluña es previsible que se produzcan fenómenos de radicalización"

Barcelona, 27 de septiembre de 2019 (13:09 CET)

El abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, se ha desmarcado de la postura oficial del presidente de la Generalitat, Quim Torra, consistente en clamar por la inocencia de los miembros de los CDR detenidos el lunes en el marco de la 'operación Judas' y enviados a prisión incondicional porque el juez ve indicios de delitos de pertenencia a organización terrorista y tenencia de explosivos.

Boye, en un artículo publicado en El Nacional, protesta por la "desproporción" que a su juicio ha comportado en este caso la operación llevada a cabo por la Guardia Civil por orden de la Audiencia Nacional, y concluye que forma parte de una estrategia del Estado de deslegitimación del independentismo. Hasta ahí, ninguna disensión. 

Sin embargo, el abogado de Puigdemont asume que Cataluña puede sufrir episodios de radicalización en adelante. "En una situación de tensión permanente como la que vive Cataluña es previsible, y posible, que se produzcan fenómenos de radicalización y habrá que confiar en que no sean más que posiciones aisladas que habrá que encapsular y tratar como tales", advierte Boye. Esta advertencia no tiene nada que ver con el discurso de los dirigentes independentistas, que se apresuraron a cerrar filas con los acusados y a respaldar todo tipo de muestras de solidaridad.

El abogado de Puigdemont y las acusaciones contra los CDR

Boye, en cambio, se limita a decir que los detenidos fueron acusados "esotérica y forzadamente" y, a continuación, comenta que "aún es pronto para determinar qué base fáctica e indiciaria real existe" para las imputaciones, que ya no incluyen la de rebelión, pese a que él la recoge en su artículo porque sí fue esgrimida inicialmente por la fiscalía.

En este punto, el abogado de Puigdemont insiste en la necesidad de mantener la apuesta por "la no-violencia activa". Así, frente a la desproporción y los planes de deslegitimación del independentismo que el abogado atribuye al Estado, insiste en que "la única respuesta posible, la única respuesta sensata y la única respuesta para la que la sociedad catalana está preparada es la no-violenta". "Caer en el juego del Estado es sencillo, y salir vencedores de este error será imposible". Por tanto, concluye, "cuanta más represión, más no-violencia activa".

Hemeroteca

Carles Puigdemont CDR
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad