El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, con el expresidente catalán. EFE/EPA/Felipe Trueba

El abogado de Puigdemont revela que estuvo a punto de ser detenido

stop

Gonzalo Boye, uno de los abogados de Carles Puigdemont, asegura que evitó por los pelos que el expresident fuera detenido en Francia

Barcelona, 28 de agosto de 2019 (09:18 CET)

Carles Puigdemont vive aparentemente tranquilo en la ya famosa casa de Waterloo, pero cuando se mueve de Bélgica, su vida ya no es tan tranquila. Pese a que ha estado en varios países —Suiza, Dinamarca, etc.— y ya fue detenido en Alemania y terminó quedando en libertad, siempre que cruza las fronteras belgas tiene que estar muy atento a no terminar esposado. Él y sus abogados, que han llegado a evitar su detención por los pelos.

Gonzalo Boye, uno de los dos abogados de Puigdemont conocidos —el otro es el diputado en el Congreso Jaume Alonso-Cuevillas—, asegura que su defendido a punto estuvo de ser detenido en Francia. Lo evitó en el último momento tras encontrar la legislación que lo hacía posible y evitar la oportunidad.

Fue en Francia, según revela Boye en una entrevista en Vilaweb, durante la constitución del parlamento europeo. Puigdemont era el candidato de JxCat y salió elegido en las elecciones europeas de mayo. Carles Puigdemont y Toni Comín, exconsejero de Salud que también huyó a Bélgica con el expresidente catalán, se disponían a ir a Estrasburgo para acceder a la eurocámara. Finalmente no lo hicieron.

El motivo de que no lo hicieran es que la noche anterior al traslado, que ya estaba organizado, Boye y su equipo encontraron un convenio entre España y Francia que podía avalar la detención, extradición inmediata y posterior encarcelamiento de Puigdemont en España. Se trataba de un convenio migratorio, que a priori no debería afectar a ciudadanos comunitarios, pero se había ampliado para la lucha contra ETA y podía llegar a aplicarse a un fugado de la justicia como el expresident.

Carles Puigdemont no fue detenido "por metros"

“La detención fue cuestión de metros. La decisión de no ir a Estrasburgo la tomé yo”, dice Boye en la entrevista. “Es un convenio migratorio que tiene una carga de profundidad pensada para la lucha contra ETA. La presencia de la policía española en Estrasburgo y la información que recibimos desaconsejaba que atravesáramos la frontera”, añade el abogado de Puigdemont.

Boye asegura que, además del convenio, también tuvieron información de que España pensaba aplicarlo y el expresidente catalán y su exconsejero iban a ser detenidos. “La noche anterior tuvimos conocimiento del convenio y de la intención de detener a Puigdemont y Comín y hacer la entrega administrativa a España. Con estos dos datos, y la constatación de la presencia de la policía española en territorio francés, la decisión estaba clara”.

Pese a decir y repetir que Puigdemont podría ejercer de eurodiputado e internacionalizar el procés desde ese púlpito, finalmente no pudo recoger el acta. Tampoco en Bruselas, donde se le impidió el acceso pese a poder acceder como invitado a algunas zonas. Él y Comín se hicieron hasta una foto en el bar para rememorarlo. No obstante, Boye y su equipo trabajan para presentar recurso.

Carles Puigdemont y Toni Comín en la cafetería del parlamento europeo en Bruselas. Fuente:@aleixclario

Carles Puigdemont y Toni Comín en la cafetería del parlamento europeo en Bruselas. Fuente:@aleixclario

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad