Elsa Artadi y Quim Torra, durante una reunión del gobierno de la Generalitat. EFE/Toni Albir

El acto institucional de la Diada también se centrará en los presos

stop

El PSC se borra y no asistirá al acto oficial de la Diada, una marcha simbólica en defensa de los políticos presos y en el extranjero

Economía Digital

Elsa Artadi y Quim Torra, durante una reunión del gobierno de la Generalitat. EFE/Toni Albir

Barcelona, 03 de septiembre de 2018 (19:06 CET)

La próxima Diada las protestas del independentismo por la situación de los líderes soberanistas procesados por el Tribunal Supremo no se circunscribirán a la ya habitual concentración masiva que convocan la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. También el acto organizado por la Generalitat y el Parlament, tendrá en esta ocasión un carácter más reivindicativo que institucional, profundizando en la disolución entre ambas vertientes que ambos organismos llevan practicando en lo que va de legislatura.

Así lo han revelado este martes la portavoz del ejecutivo catalán, Elsa Artadi, y el vicepresidente primero de la cámara catalana, Josep Costa. El acto, que como es habitual se celebra el día 10, la víspera de la fiesta nacional catalana, consistirá en una marcha concebida como un homenaje a los políticos presos y expatriados y a la "libertad colectivo del pueblo que representan", ha dicho Artadi.

El circuito de la Diada de Cataluña

La Diada del 11 de septiembre arrancará en el parque de la Ciutadella, frente al Parlament, donde a las 20.30 horas las autoridades recibirán la Flama del Canigó, una llama que según la tradición simboliza la persistencia y la vitalidad de la cultura catalana. La comitiva, encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent, se trasladará entonces hasta la Generalitat. 

La marcha hará una parada en el Born Centre Cultural, otro punto de marcada simbología independentista, y culminará con un espectáculo en la plaza Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat, para así "devolver la fuerza y las esperanzas a las instituciones, después de unos meses de oscuridad y parálisis impuestas". 

Precisamente, el cartel institucional de la Diada de este año refleja esta "amenaza" a las libertades y, en concreto, a la libertad de expresión: sobre un fondo de color amarillo, aparecen representadas las cuatro barras de la bandera catalana, pero tapadas con una cinta de color gris para simbolizar la "censura".

Una de las cintas de las cuatro barras empieza a despegarse para visualizar la recuperación del autogobierno tras la aplicación del 155, con el que se pretendió "silenciar las instituciones nacionales"

El PSC ya se ha borrado del acto. Fuentes socialistas precisan que habrá una representación del partido en la entrega de la Medalla de Oro del Parlament, que es tradición que sea el acto que sirve de apertura al acto institucional de la Diada, pero los de Miquel Iceta no asistirán a la marcha posterior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad