El Banco de España se defiende de las acusaciones de Guindos

stop

CRISIS BANCARIA

Luis María Linde, gobernador del Banco de España

11 de diciembre de 2014 (12:56 CET)

El Banco de España ha salido al paso de las graves acusaciones del ministro de Economía apenas 24 horas después de que éste le responsabilizara de haber sucumbido a las presiones del Gobierno solcialista y haber permitido la salida a bolsa de Bankia en el 2011.

La comisión ejecutiva del Banco de España ha defendido la actuación del organismo en lo que se refiere a la constitución del grupo BFA-Bankia y su evolución durante los años 2011 y 2012, al garantizar que se ajustó "en todo momento" a criterios "estrictamente profesionales", según ha informado el organismo en un comunicado.

Las institución liderada por Luis María Linde además ha puesto en valor que actuó respetando la normativa vigente y los procedimientos establecidos. El Banco de España ha emitido este comunicado tras una reunión extraordinaria de la comisión ejecutiva celebrada este jueves, tras las noticias y declaraciones recientes sobre BFA-Bankia.


La herencia recibida

Precisamente, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha acusado al anterior Gobierno socialista de haber "forzado voluntades" y obligó a que los reguladores miraran a "otro lado" en la operación de salida a bolsa de Bankia en julio de 2011, recordando que esta operación "nunca hubiera sido posible sin el visto bueno del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)".

El Banco de España reivindica que ha actuado siempre con "máximo respeto" a las decisiones judiciales y ha reiterado su "absoluta disposición" a colaborar con la administración de Justicia en cuantas causas o procedimientos así se le requiera.


Una institución autónoma

La institución ha recordado que, en conformidad con lo establecido en el artículo 1.1 de su Ley de Autonomía, desempeña sus funciones con autonomía respecto a la Administración General del Estado, de acuerdo con el ordenamiento jurídico.

"La actuación del Banco de España como supervisor se ciñe al control de la actividad de las entidades de crédito a partir de la información elaborada por estas y teniendo en cuenta los datos económicos disponibles", ha explicado, para subrayar después que las decisiones de gestión son "exclusiva responsabilidad" de los órganos de administración y dirección de las entidades.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad