El brexit deberá pasar antes por el parlamento británico

stop

La justicia de las islas contradice a Theresa May y exige que sea la cámara quien inicie el proceso de desconexión con la Unión Europea

Economía Digital

La primera ministra británica, Theresa May, habla durante una reciente rueda de prensa. EFE/Facundo Arrizabalaga
La primera ministra británica, Theresa May, habla durante una reciente rueda de prensa. EFE/Facundo Arrizabalaga

Barcelona, 03 de noviembre de 2016 (16:55 CET)

Un portazo a las aspiraciones de Theresa May, actual primera ministra británica. El Tribunal Superior del Reino Unido ha dictaminado este jueves que el proceso del brexit ha de pasar sí o sí por el parlamento de las islas. La decisión del alto tribunal, que responde a una demanda de un grupo de ciudadanos, establece que el ejecutivo carece de competencias para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la casilla de salida para separarse de la Unión Europea.

En las últimas semanas May ha defendido a capa y espada que la solicitud formal a Bruselas recaía sobre el poder ejecutivo que ella encabeza –tanto es así que llegó a anunciar que la desconexión empezaría antes de marzo de 2017. La justicia británica, sin embargo, le ha llevado la contraria, al establecer que este papel recae sobre la cámara legislativa.  

El artículo 50 del tratado europeo establece que cualquier Estado miembro puede abandonar las instituciones comunitarias "de acuerdo con sus propios requisitos constitucionales".

Impacto en el proceso

Lo que ahora está por ver es qué impacto tiene esta decisión judicial en las negociaciones en torno al brexit. No es probable que los parlamentarios británicos echen atrás la salida del Reino Unido de la UE, que fue aprobada por una mayoría de ciudadanos en referéndum.

Sin embargo, la manera en que este proceso se da sí podría variar de manera considerable. Al tener que ser aprobada en una resolución parlamentaria, la petición a Bruselas deberá ser debatida antes en la cámara, con el retraso a los plazos marcados por May que ello supone.

Además, si la líder conservadora había anunciado su intención de abandonar la UE de manera drástica (brexit duro, con rotura de privilegios comerciales incluido), los diputados podrían echar atrás estos planes, exigiendo al ejecutivo que negocie una salida menos dramática.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad