El canon digital que sólo contenta a Wert

stop

CULTURA

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ignacio Wert. EFE/Emilio Naranjo

07 de diciembre de 2012 (20:31 CET)

El Gobierno del PP ya tiene su canon digital. Después de suprimir el que impuso la ministra socialista Ángeles González-Sinde, ahora el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha aprobado la compensación equitativa por copia privada a los titulares de los derechos de propiedad intelectual, es decir, a los creadores de audios, videos y libros. Según el Gobierno, la medida cumple con la normativa europea, algo que no sucedía con el anterior canon.

La novedad es que la compensación será aportada por todos los españoles. El Gobierno ha hecho esta medida con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). De momento, y para facilitar el tránsito del anterior sistema al actual, Cultura ha dispuesto de una partida de cinco millones de euros en los PGE de 2013. En los últimos años, el canon digital que percibía la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y otras asociaciones ascendía a un mínimo de 115 millones de euros. La diferencia es bastante notable.

Según el Ejecutivo, la cuantía será fijada y abonada a ejercicio vencido en el primer trimestre de cada año, tomando como base la estimación de perjuicio causado por este concepto y siempre sobre una serie de estadísticas. Esta cantidad se determinará dentro de los límites presupuestarios establecidos para cada ejercicio.

Sin resolver el problema

El nuevo canon digital deja descontentos a los internautas. “Creemos que se incide en el mismo error”, dice el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo. “El sistema por compensación es bastante inexplicable, hay otras maneras”, asegura.

Domingo dice que el canon digital no es de recibo porque “se queda sin resolver el problema”. El portavoz de la asociación de internautas afirma que se sigue la senda de Sinde. “No tiene sentido que ahora se castigue al contribuyente, que todo el mundo pague, hagan o no copia privada”.

Impugnación

La asociación está estudiando la posibilidad de impugnar el nuevo decreto del ministro Ignacio Wert. Domingo no entiende cómo el Gobierno recorta, por ejemplo, una paga a los funcionarios para luego dedicar una partida presupuestaria a los autores. “Por qué tenemos que pagar algo que no tenemos que pagar”, se pregunta.

Además, la asociación tampoco se explica por qué Cultura ha decidido esta medida “de carácter arbitrario” sin contar con la opinión de los afectados. “Nos merecíamos por lo menos una consulta. No se puede gobernar así”, afirma haciendo referencia a que el ministro Wert ha decidido sacar la norma por su cuenta.

Las descargas, en el limbo

El decreto de Cultura deja sin resolver el verdadero problema que existe con las copias privadas, según la Asociación de Internautas. “Solo se está hablando de copias sobre el original, no se tratan las descargas”, dice Domingo.

El Ministerio explica que la compensación se basa en el perjuicio causado a los autores. Entre los criterios objetivos para la estimación del daño figuran la estimación del número de copias realizadas, el impacto sobre la venta de ejemplares de las obras, el precio medio y la vigencia de los derechos de propiedad intelectual de las obras, el daño mínimo, la aplicación de medidas tecnológicas o el diferente impacto de la vigencia del límite según el carácter digital o analógico de las reproducciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad