El coronavirus hunde la inflación al nivel más bajo desde 2016

stop

El INE señala que el principal motivo del abaratamiento de la cesta de la compra es la caída de los precios de los carburantes

Toda la actividad no esencial permanece suspendida hasta el fin del estado de alarma.

Madrid, 15 de abril de 2020 (10:49 CET)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este miércoles el dato definitivo del índice de precios de consumo (IPC), un indicador que cayó en marzo hasta el 0,0% interanual, siete décimas menos que en febrero, última cifra antes del impacto del coronavirus en la economía nacional. Se trata de la tasa más baja desde agosto de 2016, cuando la cesta de la compra se abarató un 0,1%. 

La cifra supone además una disminución de una décima respecto al avance publicado por el INE el 30 de marzo, cuando aún no se había calculado de forma definitiva cómo ha afectado la crisis sanitaria. 

La principal causa de la rebaja ha sido el abaratamiento del precio de los carburantes, que ha caído a nivel global debido al parón generalizado de la actividad económica.

Precisamente, el INE indica que los datos de parte del IPC no están disponibles desde el 15 de marzo, cuando se activó el estado de alarma y se limitó el comercio únicamente a establecimientos distribuidores de alimentos y a las farmacias. No obstante, el INE señala que la proporción de precios es del 80%, un porcentaje similar al habitual. 

El abaratamiento de los combustibles, clave

La caída del precio de los combustibles líquidos, del 17,7%, ha sido la más pronunciada y la clave del abaratamiento de la cesta de la compra; junto al descenso de la electricidad (14,2%) o el del aceite de oliva (12%). 

El transporte se ha rebajado un 2,4% frente al alza del 1,8% de febrero. La vivienda, por su parte, también se redujo en más de un punt hasta el 4,8% debido precisamente al abaratamiento tanto de la electricidad como del gasóleo para calefacción. 

Los precios de ocio y cultura no experimentaron ningún cambio después de la subida del 0,4% de febrero. En este punto, el desplome del turismo, que ha provocado una rebaja de los precios de los paquetes turísticos, ha sido el principal motor por el que se ha mantenido la estabilidad. 

Por el contrario, los componentes de la cesta de la compra que más se han encarecido son la joyería y la bisutería, un 12,4%, junto a la subida del pescado fresco (8,9%), la carne de porcino (8,3%), la carne seca o ahumada (6,9%) y el azúcar (6,8%). 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus España
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad