El duro alegato de Aznar "encanta" a la dirección del PP

stop

CONVENCIÓN DEL PP

Aznar y Rajoy, durante una convención del PP / EFE

Barcelona, 24 de enero de 2015 (12:22 CET)

Nadie osa contrariar a José María Aznar. En la dirección del PP, otra cosa son los discursos privados, todos están encantados con el duro alegato del ex presidente del Gobierno en la convención del PP, en el que, de nuevo, exigió una posición más clara para ganar las elecciones, sin complejos, dejando evidente qué espacio ideológico desea ocupar el Partido Popular.

Y, a pesar de que Aznar ha incomodado a la cúpula del PP, las palabras de este sábado de sus dirigentes han sido comprensivas. El vicesecretario de organización del PP, Carlos Floriano, responsable de la campaña electoral de las elecciones generales, ha asegurado que Aznar hizo "reflexiones muy importantes, durante su "magnífico discurso", y que le "vienen muy bien" al partido.

"A mi el discurso del expresidente me pareció que ha estado muy bien. Me encantó, me gustó, me pareció que hizo reflexiones muy importantes que nos vienen muy bien a quienes dirigimos el partido", ha asegurado Floriano en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, con la idea de zanjar el debate acerca de si Aznar enmendó la plana a la cúpula del PP.

Solidez ideológica, frente a gestión del Gobierno


El PP, de hecho, ha decidido recurrir a Aznar para las elecciones generales. Es como el tótem que el PP emplea cuando las cosas se tambalean. El ex presidente aseguró que quería saber "dónde está el PP", y que consideraba que estaba frente a él, cuando se dirigió con su discurso. Es decir, Aznar quiere percibir que el PP, un partido que él consiguió unificar, tiene un cuerpo ideológico sólido, más allá de ser más o menos atractivo en función de sus capacidades de gestión, que es lo que intenta destacar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"Es un activo de nuestro partido que debe formar parte de lo que significa ese gran PP, que ha sido capaz de conseguir 11 millones de votos. Yo como director de campaña pienso utilizarle en esta campaña todo lo que él quiera", ha añadido Floriano.

También la ministra de Empleo, Fátima Báñez y el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, han alabado el discurso de Aznar, que sirve a la dirección del PP ante los duros meses de contienda electoral.

Problemas de comunicación, que se deben superar


Uno de los pocos que entiende que el discurso de Aznar sirvió para la autocrítica es el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, quien ha asegurado que en el PP se habla con "libertad" y que así lo hizo el expresidente Aznar.

"La cuestión es el ánimo, y el ánimo es para mejorar. La autocrítica es colectiva, que siempre hay que hacerla, como cualquier familia en su día a día, así lo entendí", ha precisado Monago.

Para el presidente extremeño, el PP "puede tener algún problema de comunicación o de gestión y hay que mejorarlo, hay que decirlo con sinceridad y me parece muy bien que cada uno se exprese con libertad como lo hizo Aznar".

Todo perfecto, sobre el papel. Otra cosa es calibrar el ruido interno que ha causado en La Moncloa, porque cada vez que habla Aznar, es para cuestionar la forma de gobernar de Rajoy, a quién él, de hecho, eligió como candidato del PP a la presidencia del Gobierno, por delante de Rodrigo Rato o de Álvarez Cascos.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad