Mariano Rajoy se enfrenta a las lagunas del 155 con el nombramiento de consejeros de Quim Torra. EFE
stop

El Gobierno de Mariano Rajoy intenta resolver una de las principales lagunas del 155: que no especifica quién debe aprobar el nombramiento de consejeros

Barcelona, 19 de mayo de 2018 (11:10 CET)

El Gobierno se apresuró a pausar los planes de Quim Torra para nombrar entre sus consejeros a alguno de los diputados presos. El portavoz Íñigo Méndez de Vigo avisó el viernes de que el Ejecutivo "actuará" si el nuevo Govern de Cataluña no es "legal y viable", pero no dijo cómo resolver las lagunas del 155 en este sentido.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy está ante un obstáculo, porque la aplicación del artículo 155 en Cataluña no resuelve el nombramiento de los consejeros, una potestad tradicionalmente en manos del presidente de la Generalitat que fue retirada con la entrada en vigor de la intervención del autogobierno catalán.

Las medidas aprobadas el 27 de octubre de 2018 por el Senado retiran la potestad al president de Cataluña para designar a los nuevos miembros del Govern, porque el 155 estará vigente "hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat", algo que sucederá hasta que los consejeros asuman sus cargos.

Mariano Rajoy tiene dos escenarios complicados: permitir que Torra firme los decretos de los consejeros o pedir a Sáenz de Santamaría que los apruebe

El problema es que el texto jurídico de la aplicación del 155 en Cataluña no señala quién debe aprobar el nombramiento de los consejeros de TorraEl Diario explica que, en este escenario, el Gobierno de Rajoy sabe que sólo tiene dos caminos posibles.

Las posibilidades son permitir que Torra firme los decretos sin la autorización del Senado, o que la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría sea quien los apruebe. Fuentes cercanas a Rajoy reconocen que el primer escenario tiene menores implicaciones negativas para el Gobierno, cuya labor en Cataluña es supervisada con lupa por Ciudadanos.

Si el nuevo president nombra como consejeros a diputados encarcelados o huidos, el Ejecutivo tendrá que decidir si los publica o no. El entorno de Torra tiene la esperanza de que Rajoy los publique y que dé por acabado el ciclo de vida del 155, pero los nombramientos pueden ser recurridos por otros partidos.

El Gobierno de Rajoy puede decidirse finalmente por la inacción y no publicar los nombramientos si no los considera legales

En el Palau de la Generalitat hacen planes que parten del vacío legal que supone la transición del 155 a un nuevo Govern, pero en La Moncloa tienen otra arma peligrosa: la posibilidad de no publicar los nombramientos que vaya a anunciar Torra.

El bloqueo no da señales de acabar aún.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad