El Gobierno recurre la nueva consulta del 9N

stop

El Ejecutivo trasladará este mismo viernes el recurso al Tribunal Constitucional para evitar los actos de preparación del nuevo proceso

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría | EFE

31 de octubre de 2014 (13:28 CET)

El Consejo de Ministros recurrirá este viernes la nueva consulta del 9N ante el Tribunal Constitucional. La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado el veredicto del Consejo de Estado que asegura que la nueva convocatoria para votar sobre la independencia de Catalunya “vulnera la democracia que la sustenta”.

El Ejecutivo trasladará este mismo viernes el recurso al Tribunal Constitucional para evitar cualquier acto organizativo que permita la celebración de la nueva consulta. El equipo de Mariano Rajoy asegura que desde ese momento quedará suspendida la consulta y cualquier acto previo destinado a su celebración.

La nueva consulta independentista fue convocada para la misma fecha que la consulta anterior, suspendida por el Constitucional, y cuenta con la misma pregunta, las mismas papeletas y las mismas urnas, unas circunstancias que, según el Gobierno, exigen la suspensión.

El Ejecutivo asegura que el proceso del 9N agrava la falta de garantías democráticas al no contar con ninguna administración electoral que la respalde.

Funcionarios "forzados a incumplir la ley"

El Gobierno también considera que los altos cargos de la Generalitat se están escudando en los funcionarios para que ellos asuman las responsabilidades jurídicas de la convocatoria.

"Los responsables políticos de la Generalitat han reiterado públicamente su voluntad de eludir los mecanismos de control de la constitucionalidad. Tenemos que proteger a los funcionarios para que no incumplan la ley en una situación de intemperie legal", ha agregado Sáenz de Santamaría.

Responsabilidad diluida


Artur Mas ha advertido esta semana al Gobierno de Mariano Rajoy que la consulta será imparable porque estará organizada por 40.000 voluntarios. “Si en la primer consulta incumplía la Constitución, la nueva vulnera los derechos de los ciudadanos a los que representa. Espero que sea consciente que está trasladando a los ciudadanos la responsabilidad que el no quiere asumir”, respondió Sáenz de Santamaría que no quiso aclarar las consecuencias legales a las que se podrían enfrentar los ciudadanos que participen en la organización del 9N.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad