El Govern denunciará a Intereconomía TV y 13TV

stop

DEBATE SOBERANISTA

26 de noviembre de 2013 (17:03 CET)

El Gover de Artur Mas, enfrascado en la consulta soberanista, no quiere permitir que se asocie el proyecto político que defiende con ningún régimen “totalitario”. Y ha puesto en marcha las acciones judiciales necesarias para contrarrestar los ataques que recibe, y que, a juicio del gobierno catalán, “banalizan la violencia”.

El conseller de Presidència, Francesc Homs, ha asegurado, tras la reunión del Consell Executiu, que el Govern no dejará pasar ni una, a partir de ahora, y que se tomarán las acciones necesarias contra las cadenas de radio o de televisión que lleguen a comparar el proceso “democrático” sobre el derecho a decidir con el régimen nazi.

Contra la violencia

Esas actitudes las denunciarán a partir de un informe que se ha encargado al Consell de l’Audiovisual de Catalunya, que concluye que Intereconomía TV y 13TV “presentan contenidos que relacionan la sociedad, las instituciones o los procesos políticos de Catalunya o del Estado, incluidas las personas que forman parte de ellos, con movimientos, regímenes o actitudes totalitarias que se banalizan”.

El CAC, incluso, ha detectado, --se asegura—fragmentos en Intereconomía en que “se defiende el uso de la violencia ante planteamientos políticos democráticos”.

Proceso democrático

El informe, sin embargo, debe servir para anticipar posibles actitudes, según el Govern, porque lo enviará también a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y al Gobierno español con el objeto de que “reflexionen”. También se enviará a las autoridades e instituciones europeas para que tengan conocimiento de la banalización del nazismo que se habría producido en cadenas de ámbito estatal.

Y, en concreto, el informe del CAC señala que TV3, 8TV, TVE, Telecinco, Antena 3, Catalunya Ràdio, RAC1, COPE, Onda Cero o la Ser “no presentan contenidos que banalicen” los regímenes totalitarios como el nazismo.

El Govern entiende que todo lo que está haciendo se debe enmarcar en un proceso democrático, aunque vaya contra la actual legislación vigente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad