El Govern lanza una campaña de victimismo por TV3 antes del 25M

stop

CIERRE DE CANALES

El conseller Francesc Homs./EFE

19 de mayo de 2014 (18:56 CET)

Existe lo que los revolucionarios franceses llamaban como “cahier de doléances”. El Govern la ha adaptado a estos tiempos más modernos. Y el Ejecutivo de Artur Mas tiene una “lista de agravios” por parte del Gobierno español, que pasa por la falta de inversiones; el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut; el plan no cumplido de Cercanías de Renfe; o la negativa a celebrar un referéndum de autodeterminación. Hay más quejas, algunas fundadas, otras interpretadas en beneficio del Gobierno catalán.

Pero ahora el conseller de Presidència, Francesc Homs, ha añadido un nuevo elemento, y, curiosamente, coincidiendo con la campaña de las elecciones europeas, en las que CiU se juega nada menos que el liderazgo del proceso soberanista, en una dura lucha con Esquerra Republicana: Homs considera que existe un “plan político” del Ejecutivo de Mariano Rajoy para cerrar canales de TV3, y perjudicar, de esa manera, la oferta en lengua catalana.

Homs ha protagonizado una comparecencia de urgencia, anticipándose a una decisión que tomará el Gobierno central este viernes en el consejo de ministros. “Tenemos que abandonar la mitad del espacio radioeléctrico que explota TV3”, ha afirmado Homs, que ha negado que se trate de una decisión de carácter técnico.

El Gobierno español "silencia" los debates

El conseller de Presidència no se inmuta nunca, pero sus palabras son siempre contundentes. “Cuando hay debates y medios que les molestan –al Ejecutivo español-- tienen esa tendencia a cerrarlos, porque las cosas que molestan, se silencian”, ha llegado a decir.

La cuestión es que el Gobierno central está reaccionando tras la sentencia del Tribunal Supremo que le ha obligado a cerrar, por ahora, hasta nueve canales de cobertura nacional española de la televisión digital terrestre. Antena 3, Telecinco, y también TVE se han sometido a esa sentencia. Y es que a principios de mayo, esos nueve canales de TDT, cerraron porque la sentencia del Supremo consideró que su concesión en 2010 fue ilegal, al no hacerse a través de concurso público.

Peligro para el catalán


Homs considera que la decisión obligará a TV3 a prescindir de sus canales de alta definición, HD, que se concentran en uno de los dos múltiples de los que dispone. La televisión autonómica catalana emite en uno de los dos múltiples cuatro canales: TV3, Super3/33; 3/24; y Esport3. El otro es, efectivamente, para la HD. Pero la mitad de éste está sin ocupar, y es el que corresponde al canal 44.

El conseller ha asegurado que el Govern “jugará fuerte”, y realizará una campaña para denunciar esa decisión, tras descartar que se trate de una cuestión técnica. “Es una situación grave que pone en peligro la situación de TVC”, ha llegado a afirmar Homs, teniendo en cuenta que se reduciría la oferta en catalán, que ahora es del 23%.

Si el Gobierno central lleva adelante ese plan, las consecuencias, según Homs, es que TV3 debería abandonar su proyecto de alta definición y renunciar “de por vida –textual--” a emitir, a través de ese múltiplex ahora sin utilizar, los canales de Baleares o de la Comunitat Valenciana, que ahora no dispone de televisión, tras el cierre de Canal 9.

Privatización antes, defensa cerrada ahora

El caso es que, hasta ahora, el Govern de Artur Mas ha querido, precisamente, minimizar la influencia de TV3, al tratar de reducir gastos, con un plan para racionalizar la plantilla. Para ello ideó la posibilidad de externalizar la gestión de la publicidad, a través de un concurso en el que tenía muchas posibilidades de ganarlo el Grupo Godó, el editor de La Vanguardia.

Los trabajadores del ente público elaboraron un plan en el que se constataba que esa decisión podría provocar una pérdida constante de audiencia, y, por tanto, un paso atrás de TV3 en favor de empresas privadas, como el propio 8TV, del Grupo Godó.

Pero la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV) acabó cediendo, demostrando que en TV3 Esquerra Republicana, contraria a esa externalización, ha cobrado mucho peso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad