El juez Castro dice que Roca le propuso una reunión secreta antes de la imputación

stop

El magistrado se lo comunicó al juez que lleva el caso Nóos, y dice que cuando le propuso reunirse en su despacho, no tuvo respuesta

  La infanta Cristina durante el juicio por el caso Nóos / EFE

Barcelona, 20 de mayo de 2016 (16:07 CET)

El juez del Caso Nóos, José Castro, le informó a su colega Santiago Pedraz (instructor del caso Manos Limpias-Ausbanc) que un abogado de la infanta le propuso realizar una reunión secreta con Miquel Roca antes de imputar a la infanta, encuentro que al final no se llegó a realizar.

En la carta Castro describe que el abogado Jaume Riu Tort, perteneciente al despacho de Miquel Roca, le visitó pocos días antes que el 7 de enero de 2014 dictara la segunda imputación de la infanta, tras la revocación de la primera por la Audiencia de Palma.

El juez nunca supo qué quería Roca

En un primer momento, dice Castro, el objetivo de las visitas parecía ser la obtención de una primicia informativa sobre cual sería su decisión sobre el caso, pero el juez le respondía que en su momento le comunicaría la resolución.

Pero en la última de las visitas, describe el magistrado, el abogado le propuso una reunión con Roca en una finca de Mallorca o Barcelona, "garantizándome insistentemente que estaría al abrigo de periodistas y fotógrafos".

"No le pregunté cuál sería el orden del día de tal reunión porque era obvio que el señor Roca y yo no teníamos más tema en común que el de doña Cristina de Borbón", apuntó el juez de Palma.
El juez le dijo que si quería una reunión, debería ser en su despacho y en horas de audiencia. Inclusive el magistrado dijo que estaba preparado para grabar la conversación. Pero Roca nunca respondió, y por ello, Castro dice que no podría adivinar qué le hubieran propuesto, y por qué se empeñaban en realizarla en un lugar secreto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad