La diputada almeriense de Ciudadanos Marta Bosquet ha sido elegida presidenta del Parlamento de Andalucía

El laboratorio de la nueva derecha se pone en marcha en Andalucía

stop

Marta Bosquet, de Ciudadanos, ya es presidenta del Parlamento andaluz. La sesión constitutiva refleja el nuevo tiempo de la política española

Barcelona, 27 de diciembre de 2018 (12:45 CET)

El PSOE ha comenzado a despedirse este jueves del control de las instituciones andaluzas después de 40 años de dominio en la comunidad. La sesión constitutiva del Parlamento andaluz ha certificado un nuevo ciclo con dos grandes novedades: el adiós del PSOE y el inicio de la alianza de una nueva derecha mediante el pacto alcanzado entre PP, Ciudadanos y Vox.

El primer resultado de este pacto ha consistido en tomar el control de la Mesa del Parlamento andaluz. PP y Vox evitaron presentar candidato a la presidencia de la Cámara con el propósito de dar sus votos a la dirigente de Ciudadanos Marta Bosquet, que se ha convertido en presidenta de la institución autonómica. 

Bosquet ha sido escogida con los 26 escaños del PP, los 21 de Ciudadanos y los 12 de Vox (59 escaños). El PSOE, consciente de su debilidad, evitó presentar candidatura alguna y apoyó a la de Adelante Andalucía.

El pacto parlamentario no sólo es el preludio de un acuerdo para gobernar la Junta de Andalucía, sino que, según el secretario general del PP, Teodoro García Egea, es el "prólogo" de lo que ocurrirá en España después del próximo ciclo electoral.

La incomodidad de Ciudadanos

Los populares han asumido el pacto con Ciudadanos y Vox con toda naturalidad, a diferencia de la formación de Albert Rivera, visiblemente incómoda por unirse a la ultraderecha.

Tan incómodos se sienten en Ciudadanos que, hasta el último momento, han intentado un pacto con Adelante Andalucía —la franquicia de Podemos— para entregar a la formación un puesto en la Mesa del Parlamento a cambio, simplemente, de no presentar candidatura.

Pero no ha habido acuerdo y tan sólo han conseguido levantar tensiones internas por la conversación de última hora mantenida entre el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, y la dirigente de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en una cafetería de la estación de trenes de Jerez de la Frontera.

La formación naranja ha querido subrayar que ha sido el PP quien ha orquestado las conversaciones con Vox, pero la formación de Santiago Abascal se encargó de sacar los colores al partido de Rivera.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad