El Ministerio de Justicia se propone controlar el horario de sus funcionarios

stop

Esta semana comienzan las negociaciones con sindicatos que hablan de un diferente rasero para con los secretarios judiciales

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón

08 de julio de 2012 (12:07 CET)

El Ministerio de Justicia ha propuesto introducir el control horario de los funcionarios al servicio de esta Administración y ha comenzado negociaciones con los sindicatos para estudiar dos resoluciones por las que se aprueba su calendario laboral.

Las resoluciones afectan a los funcionarios del territorio del Ministerio de Justicia --de aquellas comunidades sin las competencias transferidas--, así como a los secretarios judiciales de toda España ya que este Cuerpo depende del propio Ministerio.

Las propuestas de Justicia no se refieren a los jueces y magistrados, ya que su regulación depende del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Destaca en la propuesta, según asegura EP, que mientras que el horario de los funcionarios será controlado por la Administración, los secretarios judiciales vigilarán su cumplimiento ellos mismos. La propuesta del Ministerio establece que "los secretarios coordinadores o, en su caso, los de gobierno velarán en su ámbito de competencia por el cumplimiento de las jornadas y horarios de trabajo".

Parte de la jornada fuera de la oficina

La regulación del calendario laboral para el Cuerpo Superior Jurídico de Secretarios Judiciales les permite desempeñar cuatro o cinco horas durante el horario de atención al público en los juzgados y, el resto de la jornada, cumplirla fuera de la oficina judicial.

El Ministerio argumenta que este colectivo ejerce funciones directivas, como la práctica de diligencias procesales o la preparación y estudio de resoluciones.

La secretaria General del Sector de Administración de Justicia de CC OO, Flora Martínez ha mostrado su asombro por el hecho de que sean los propios secretarios judiciales los que controlen su horario, a diferencia del resto de empleados públicos.

“Semana caribeña”

"Además, se permitiría que los secretarios judiciales suspendieran las diligencias urgentes que se encuentran realizando por haberse iniciado en el tiempo de trabajo ordinario y que las continuara un funcionario del resto de los Cuerpos", explica.

Para el sindicato, esta propuesta supone "una escandalosa rebaja de la jornada laboral de los secretarios judiciales a cuatro o cinco horas al día", algo que "en los tiempo que corren y con las medidas de ajuste que el Gobierno está adoptando en las Administraciones Públicas, es una decisión que, de mantenerla el ministro Gallardón, supondrá un error político de calado". "Será otra semana caribeña como la destapada en el CGPJ", concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad