El portavoz del Pdecat en el Congreso, Carles Campuzano. EFE/Fernando Alvarado

El Pdecat también desconocía el ultimátum de Torra

stop

Torra improvisó su última maniobra para congraciarse con la CUP y los CDR a espaldas de ERC e incluso del grupo del Pdecat en el Congreso

Barcelona, 03 de octubre de 2018 (12:39 CET)

Quim Torra improvisó su ultimátum al gobierno de Pedro Sánchez sin encomendarse a nadie. Si el anuncio ha incomodado a ERC, que ha admitido no saber que el presidente catalán le iba a poner a Sánchez el mes de noviembre como fecha límite para aceptar un referéndum, tampoco los diputados del Pdecat en el Congreso estaban informados de la maniobra.

"Torra ha ido por libre", han admitido fuentes del grupo parlamentario de la formación neoconvergente citadas por la agencia Efe, que apuntan que el mensaje de Torra ni siquiera es coherente con el viraje del expresidente catalán Carles Puigdemont, que ahora asume una negociación a largo plazo y que el mismo lunes se refirió a los grupos de trabajo bilaterales que Generalitat y Gobierno tienen ya en marcha.

Todos esos elementos no hacen más que reforzar la percepción del alto grado de improvisación que alimentó el ultimátum, lanzado tras la bronca encajada por el propio Torra el día antes de su comparecencia en el Parlament, durante el primer aniversario del 1-O, y los incidentes que sirvieron de colofón a la jornada conmemorativa. 

El Pdecat entiende que Celaá "mató bien el tema"

Las mismas fuentes entienden que la portavoz del gobierno, Isabel Celaá "mató bien" el tema del ultimátum con su comparecencia ante los medios el mismo lunes, aunque consideran que las palabras de Torra "dificultan" el objetivo de los soberanistas de atraer al PSC y Catalunya en Comú Podem (CECP) a la reivindicación de la libertad de los lideres independentistas en prisión preventiva. 

Creen además en el grupo catalán que las dificultades que tienen para apoyar los Presupuestos Generales del Estado para 2019 de Sánchez no tienen que ver con el ultimátum de Torra, sino con la "situación emocional tan difícil" de Cataluña.

El ultimátum ha tensado además al ejecutivo catalán. ERC, pese a no querer hacer sangre en público con el tema, sí le ha lanzado un mensaje este miércoles al president durante el debate de política general que se celebra en el Parlament. El presidente del grupo de los republicanos, Sergi Sabrià, ha avisado que la independencia va para largo, que "si alguien vende atajos, o es un ingenuo o está engañando" y que, si alguien está cansado, "que se pare y descanse o que busque un relevo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad