El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (d), y el vicepresidente, Pere Aragonès (1), en el parlamento catalán. Los sindicatos ponen presión a Aragonès cuando está negociando el presupuesto. /EFE

ERC, a Torra: "Quien prometa atajos es un ingenuo o nos está engañando"

stop

Torra no avisó a ERC del ultimátum, y los republicanos le advierten que no hay atajos a la independencia e insinúa que, si está cansado, "busque un relevo"

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (d), y el vicepresidente, Pere Aragonès (1), en el parlamento catalán. Los sindicatos ponen presión a Aragonès cuando está negociando el presupuesto. /EFE

Barcelona, 03 de octubre de 2018 (10:57 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, va por libre. Tan por libre que tan siquiera anunció a ERC su intención de lanzar un ultimátum al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien amenazó con retirarle los apoyos del independentismo en el Congreso si no concreta un referéndum de autodeterminación para Cataluña antes de noviembre. Y eso ha incomodado a los de Oriol Junqueras

Tanto el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, como el diputado Gerard Gómez han reconocido que la formación republicana no conocía "en concreto" la iniciativa de Sánchez. ERC ha evitado, no obstante, protestar por la actitud del presidente de Generalitat y dice conformarse con conocer "las líneas maestras" del discurso que iba a realizar Torra. "Hablamos en general del discurso, sabíamos las líneas genéricas y de las propuestas, pero el detalle concreto no", afirmó Gerard Gómez en declaraciones a Radio Nacional de España.

Pullas veladas de ERC a Torra

Los republicanos han evitado hasta ahora trasladar su incomodidad a una bronca en público, y han respaldado la idea de retirarle el apoyo parlamentario al Gobierno si no avanza en la propuesta de referéndum, pero Sabrià sí ha incluido en su intervención en el debate de política general que se celebra esta semana en el Parlament una referencia genérica a la apuesta que ERC defiende hace meses por un realismo alejado de "gesticulaciones". Una referencia que en el contexto actual puede leerse como un reproche al anuncio no consensuado de Torra.

Sabrià ha admitido que la independencia va para largo y después ha añadido: "Quien prometa atajos es un ingenuo o nos está engañando", lo que vale para la CUP pero también para el ultimátum lanzado por el president. En cambio, lo que ha seguido, en clave "a buen entendedor", difícilmente puede ir por los antisistema: "Y quien esté cansado, que se pare y descanse, o que busque un relevo, sin reproches".

Sabrià también ha aprovechado para volver a pedir una mesa política que incluya "a todos los actores sociales y políticos" para diseñar una estrategia conjunta, lo que traza un camino también distinto al que se perfila con el ultimátum de Torra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad