El PP combate el independentismo tras 'cocinar' la doctrina entre Madrid y Barcelona

stop

DEBATE SOBERANISTA

Rajoy comparece ante los medios en los pasillos del Congreso

30 de enero de 2014 (22:59 CET)

El PP no quiere estar más de “brazos cruzados”. Quiere combatir con argumentos el movimiento independentista, con un cuerpo doctrinal duro, pero con la convicción de que en el debate político catalán no se están abordando las posibles “consecuencias” de un proceso que desgasta a la sociedad catalana, pero también a la española.

El PP es consciente de que el Govern del President Artur Mas ya le ha dado la vuelta a la situación, y que lanza la idea de que si el Gobierno español ha entrado al trapo, es que ya ha iniciado la campaña del 'no', en la consulta soberanista que se pretende celebrar el 9 de noviembre. Por tanto, si entra la campaña, eso quiere decir, según el conseller de Presidència, Francesc Homs, que se acepta el envite de los independentistas.

Las formas de González Pons

Pero el PP ya no puede hacer otra cosa, después del último discurso de Mariano Rajoy en Barcelona. Y ha elaborado una doctrina con principios claros que no pasan por una negociación, sino por la defensa de la legalidad, y por negar los argumentos que defiende el independentismo. Este fin de semana, el PP tratará de ofrecer un cuerpo doctrinal “sereno”, pero contundente, en la convención política que ha organizado en Valladolid.

El encargado de 'vender” ese discurso será Esteban González Pons, el vicesecretario general del PP, que moderará en las formas el contenido del documento que ha elaborado FAES, el think tank relacionado con el PP, que pusiera en marcha el ex presidente José María Aznar.

FAES ha difundido un texto contundente, áspero, pero argumentado, con “20 preguntas con respuesta sobre la secesión de Catalunya”. Y, aunque la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, se ha desmarcado del documento, lo cierto es que no se ha redactado de espaldas al PP.

El PP catalán

Al revés. El documento, de 80 páginas, con explicaciones, datos y gráficos, es producto de diversos seminarios, en los que ha participado muy activamente el PP catalán, que dirige Alicia Sánchez-Camacho.

De hecho, ha sido un trabajo conjunto de diputados del PP en el Congreso y en el Parlament de Catalunya, junto con intelectuales, economistas y analistas, que se reunieron en diversas ocasiones en Barcelona. FAES, por tanto, ha dispuesto de reflexiones y de un trabajo previo, en el que, por parte catalana, han tenido un papel muy activo Enric Millo, Alberto Fernández, Àngels Estellés o Antonio Gallego y Dolors Montserrat, diputados en el Congreso.

Empeño "absurdo"

Ahora bien, FAES actúa siempre, --vaya paradoja-- de forma independiente. Y ha publicado el documento en las vísperas de la convención política. El PP asume el contenido del informe, pero a su manera. Y para ello el partido contará con González Pons, que “con otro lenguaje y forma”, según fuentes del PP, combatirá el independentismo este sábado en Valladolid con su ponencia titulada España, una gran nación.

La idea es dejar claro que “la secesión probablemente es el más absurdo y gratuitamente destructivo empeño político, económico y social de la historia de Catalunya. Un acto contrario a la civilización política española y europea, civilización que los catalanes han contribuido a hacer posible”.

¿Se equivoca el PP? Las fuentes consultadas consideran que en esta legislatura el Gobierno de Mariano Rajoy no puede ofrecer nada al Govern de la Generalitat. Pero, en cualquier caso, se considera que “no debe” tampoco hacerlo, porque es el propio ejecutivo catalán el que, de forma progresiva y acelerada, se ha metido en un callejón sin salida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad