El PP se hunde en Madrid y dilapida 34 escaños

stop

La mayoría absoluta solo estaría al alcance de una gran coalición tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos, según un sondeo de Metroscopia

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre

en Madrid, 22 de febrero de 2015 (11:09 CET)

El gobierno de Madrid dependerá de una gran coalición formada, al menos, por tres partidos. Es una de las conclusiones que se extrae del último sondeo elaborado por Metroscopia para El Pais, que detecta poco menos que una debacle en el Partido Popular y el PSOE madrileño, coincidiendo con la irrupción de Podemos y Ciudadanos.

Sorprendente la fuerza del partido liderado por Albert Rivera. Obtendría 21 escaños, situándose como cuarta fuerza política con el 15,8% de los votos, a una distancia de dos escaños de los socialistas. Y sorprendente también la caída del PP. De la mayoría absoluta obtenida hace cuatro años con el 51,7% de los votos, pasaría a lograr solamente el 28% si las elecciones se hubiesen celebrado el 20 de febrero. En un periodo de cuatro años, los populares han quemado 34 diputados.


Ciudadanos pone Madrid patas arriba

La dialéctica entre la nueva y la vieja política, ese discurso con el que han impregnado los medios los portavoces de Podemos, tiene una clara radiografía en el sondeo. Junto a Partido Popular, se hunde el PSOE, con 13 diputados menos; Izquierda Unida, con seis menos; y UPyD, con dos menos.

Junto a Ciudadanos, el gran beneficiado de la caída de los partidos clásicos es Podemos, que se quedaría a cuatro escaños de los populares, captando el 24,6% de los votos y logrando 36 diputados.

¿Y los candidatos?

Por el momento, solo UPyD y el PSM tienen candidato confirmado. Los socialistas ratificaron este sábado Ángel Gabilondo, ex ministro de Educación con José Luis Rodríguez Zapatero; mientras que la formación de Rosa Díez cuenta con Ramón Marcos como cabeza de lista.

Esperanza Aguirre parece la mejor baza del Partido Popular, cuando menos, es la que concita mayores apoyos entre los potenciales votantes del partido, seguida de Cristina Cifuentes, actual delegada del Gobierno en Madrid e Ignacio González, presidente de la comunidad. El caso Monedero no pasa demasiada factura a Podemos, pero sí al politólogo y cofundador del partido, que es el líder peor valorado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad