El PP tiende la mano a Ciutadans para "liderar una alternativa al independentismo"

stop

EL ESCENARIO CATALÁN

Aliícia Sánchez-Camacho y Enric Millo en el Parlament | EFE

desde Barcelona, 14 de marzo de 2015 (17:58 CET)

El PP catalán vive momentos difíciles. El ascenso de Ciudadanos en todo el territorio español actúa como propulsor de la formación en Cataluña, y le come el terreno a los populares.

Hay una pugna por un electorado de frontera, de electores que se refugiaron en la abstención, y que habían votado anteriormente al PP, y que ahora dudan en repetir o hacerlo por la fuerza política que lidera Albert Rivera. En Cataluña, el PP busca cómo convencerlos, pero se admite que se podría buscar acuerdos con Ciutadans.

Así lo cree el portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, un dirigente de largo recorrido, que hace 11 años dejó Unió Democràtica. Millo entiende que Ciutadans, o Ciudadanos en toda España, "es un partido de izquierdas, porque así se comprueba en las votaciones que se realizan en el Parlament, aunque ellos no se quieren definir".

Superar las diferencias ideológicas

Sin embargo, Millo reclama que "con Ciutadans se debería poder liderar una alternativa al independentismo, con el PSC, y también con Unió, porque no nos podemos resignar a que haya un Gobierno de la Generalitat que defienda la separación de Cataluña de España", ha asegurado este sábado en una entrevista en el programa Converses de la cadena COPE.

Para Millo ha llegado la hora de superar "diferencias ideológicas", y dependerá de los resultados. "Si aritméticamente se da esa posibilidad, deberíamos ser capaces de construir una alternativa al independentismo" tras las elecciones del 27 de septiembre.

Malestar con el delegado del Gobierno en Andalucía

El PP catalán, por tanto, defiende una estrategia diferente a la del PP para toda España. Considera que Ciutadans proviene de la izquierda ideológica, y, además, le interesa ubicar en ese espacio a Rivera. Pero no lo desacredita.

Por ello, Millo ha evidenciado el enorme malestar que existe entre los populares catalanes por las palabras del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que criticó que Ciutadans se presente en Andalucía, al entender que la comunidad no puede ser "mandada por alguien que se llama Albert", en una carga de profundidad contra lo catalán.

"Todos los que vivamos en España podemos ser candidatos en cualquier lugar, todos formamos parte del mismo pueblo que es España, aunque creo que todo el mundo entendió el sentido de esas palabras --las de Sanz-- y yo, personalmente, las hubiera expresado de otra manera. Lo que importa es el proyecto, no la procedencia de cada uno", ha asegurado.

"Seamos catalanes o vascos, o andaluces, todos somos ciudadanos españoles", ha insistido Millo.

Una tragedia para el PP catalán

Para el PP catalán, que Rivera pueda criticar ahora a los populares, al dar a entender, como defiende el independentismo, que Cataluña no es España, con esas críticas de Sanz a Ciutadans, es una auténtica tragedia.

El PP es consciente de que Rivera las utilizará, y por ello intenta superar lo más rápidamente posible ese "enorme error", que algunos dirigentes del PP han criticado de forma más contundente

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad