El Rey, optimista: confía en asistir a la Cumbre Iberoamericana de 2014

stop

El moncarca aboga por una mayor eficacia de estos encuentros

19 de octubre de 2013 (10:06 CET)

La Cumbre Iberoamericana que se ha celebrado este año en Panamá ha tenido una ausencia relevante. El Rey Juan Carlos no ha asistido a esta cita para recuperarse de la última operación de cadera a la que ha sido sometido.

Sin embargo, ha querido participar con un mensaje de vídeo grabado en el Palacio de la Zarzuela. El monarca ha puesto de relieve que confía en poder estar presente en la próxima edición que se celebrará en Veracruz (México).

También ha subrayado la necesidad de renovar estos encuentros que ahora asarán a ser bienales. Tienen que adaptarse, según el Rey, "mejor a la realidad internacional" y ser más eficaces.

Varias bajas 


La XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá ha contado además de con la ausencia del monarca español con 12 mandatarios menos.

Don Juan Carlos ha aparecido, algo más delgado de lo habitual, bromeando sobre su reciente intervención.

"Como sabéis, he tenido que pasar por el taller recientemente. Pero, aprovechando que hoy no hay prácticamente fronteras para las comunicaciones, he querido estar presente en la distancia y enviaros a todos un mensaje lleno de afecto. Gracias, de corazón, por los deseos de recuperación que me habéis hecho llegar", ha dicho primero en español y después en portugués.

Medidas 

En esta cita, los líderes iberoamericanos están llamados a decidir que, a partir del próximo año, estas cumbres pasen a celebrarse una vez cada dos años, alternándose con las cumbres entre la UE con América Latina y el Caribe.

También deben aprobar la sugerencia del grupo de reflexión sobre el futuro de las cumbres que presidió el expresidente chileno Ricardo Lagos de reforzar la SEGIB, integrando en su estructura el resto de organizaciones iberoamericanas.

El informe Lagos también propone modificar el reparto actual de cuotas a la SEGIB, financiada en la actualidad en un 60% por España, un 10% por Portugal y el resto por los países latinoamericanos. Sugiere pasar a una proporción de 60/40. Esto es, que España aporte el 55%, Portugal y Andorra un 5% y los países latinoamericanos el 40%, a repartir en función de la escala de cuotas de la ONU. A medio plazo se debería ir a una proporción de 50/50 entre las cuotas que aportan América Latina, por un lado, y los países europeos por otro.

Rajoy como representante de España 

En su mensaje, el Rey señala que España, que en esta cumbre está representada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "entiende que la renovación" de la conferencia "es necesaria para atender mejor" a la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

Rajoy, en su intervención, ha considerado que el Rey, como único jefe de Estado que ha estado en todas las Cumbres -con la excepción de ésta-- "representa el pensamiento y el esfuerzo de todos nuestros predecesores". Además, ha querido lanzar el mensaje de que "en la conferencia iberoamericana cabemos todos". "No puede ser de otra manera", ha apostillado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad