El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. /EFE

El Supremo aplaza su decisión sobre el impuesto de las hipotecas

stop

La sala del contencioso administrativo del Tribunal Supremo se reunirá el 5 de noviembre para decidir si revisa la sentencia del impuesto de las hipotecas

Barcelona, 22 de octubre de 2018 (13:40 CET)

El Tribunal Supremo aplaza la decisión sobre el impuesto de las hipotecas hasta el 5 de noviembre. El presidente de la sala de lo contencioso administrativo de este tribunal, Luis María Díez Picazo, ha convocado para ese día el pleno donde se revisará el reciente fallo de la sección segunda que estimó que sea la entidad financiera, y no el cliente, el que se haga cargo del impuesto de actos jurídicos documentados.

El aplazamiento de la decisión se ha acordado en la reunión que ha mantenido este lunes el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, con Díaz Picazo y los jueces que dictaron la sentencia.

Los principales bancos españoles han retirado de sus páginas webs la información disponible sobre hipotecas a la espera de que el Tribunal Supremo aclare definitivamente si es la entidad o el cliente el que deberá hacerse cargo del impuesto asociado a estos créditos.

Algunos bancos están revisando las condiciones de los préstamos hipotecarios. No ofrecen información en sus oficinas, aunque no han suspendido la firma de hipotecas que ya estaba prevista, según señala Efe.

La estrategia comercial de la banca sobre sus hipotecas está a la espera de las decisiones del Supremo. De momento, los clientes seguirán pagando los impuestos de los actos jurídicos documentados vinculados a sus hipotecas.

Los jueces analizan la situación

La reunió de este lunes, de carácter interno, se convocó únicamente para analizar la situación creada después de la citada sentencia, y de la nota posterior, en la que el Supremo anunció una reunión plenaria de los magistrados de lo Contencioso-Administrativo para confirmar o no la jurisprudencia creada.

Tras la sentencia del pasado jueves, al día siguiente, el Supremo anunció que estudiaría su propia decisión ante la "enorme repercusión económica y social" que causó el fallo.

Ante la avalancha de críticas y el desplome de la cotización de los bancos, al día siguiente, el viernes, el alto tribunal anunció que paralizaba con carácter urgente todos los recursos planteados y que estudiaría si confirmaba o no la decisión.

En una nota, el presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, Luis María Díez-Picazo, explicó que dicha decisión se basaba en el "giro radical" en la jurisprudencia.

Tirón de orejas de Jueces para la Democracia

La asociación Juezas y Jueces para la Democracia pidió este lunes la dimisión de Díez Picazo por su "nefasta gestión" de la sentencia sobre el impuesto de actos jurídicos documentados.

Esta asociación de jueces progresistas estima que "sorprende" la actuación de Díez-Picazo. Recuerdan que "en una actuación sin precedentes", al día siguiente de conocerse la sentencia y ante "su enorme repercusión económica y social", acordó "con carácter urgente dejar sin efecto todos los señalamientos sobre recurso de casación pendientes con un objeto similar".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad