Urdangarin entra en la cárcel de Brieva, en Ávila. EFE

El Supremo rebaja la condena a Urdangarin a cinco años y diez meses

stop

El Tribunal Supremo condena a Iñaki Urdangarín a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Nóos

Barcelona, 12 de junio de 2018 (11:22 CET)

El Tribunal Supremo ha condenado a Iñaki Urdangarín, el marido de la infanta Cristina, a cinco años y diez meses de prisión por el caso Nóos. La Sala de lo Penal del Alto Tribunal ha rebajado así la pena impuesta por la Audiencia de Palma, de seis años y tres meses, que fue recurrida por la Fiscalía, que pedía diez años de cárcel.

Urdangarín ha sido condenado por delito continuado de prevaricación con malversación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias y dos delitos fiscales, y ha sido exonerado del delito de falsedad documental que le atribuyó la Audiencia Provincial.

Ahora será la Audiencia de Palma la que determine la fecha de ingreso en prisión del exjugador de balonmano, que solo podría evitarla si la el tribunal provincial decidiera no enviarle a la cárcel en atención a lo que pudiera hacer el Tribunal Constitucional en caso de admitir a trámite un posible recurso de amparo del reo. Sin embargo, dada la pena impuesta, es poco probable que el TC suspendiera el ingreso en prisión.

Menos responsabilidad civil de la infanta

El Tribunal Supremo ha rebajado la cuantía que la Audiencia de Palma impuso pagar a la infanta Cristina como responsable civil a título lucrativo por el caso Nóos de 265.088 euros a 136.950 euros al entender que no puede responder de esa manera de los delitos fiscales de su marido.

El Supremo rebaja a 136.950 euros la condena por responsabilidad civil de la infanta

En la resolución del recurso de casación presentado contra la sentencia de la Audiencia de Palma del caso Nóos, el Supremo rebaja en 128.138 euros la cantidad que debe pagar la infanta como responsable civil, aunque ese dinero lo tiene que asumir en todo caso Urdangarin.

El Supremo le quita esa cantidad ya que entiende que no se puede responder como partícipe a título lucrativo por delitos fiscales, pero sí por malversación y fraude, que son los otros delitos por los que fue condenada a pagar responsabilidad civil y que el Supremo mantiene.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad