El tijeretazo al próximo presupuesto catalán será inferior al 10%

stop

REDUCCIÓN DEL DÉFICIT

Andreu Mas-Colell en la apertura de Borsadiner

24 de noviembre de 2011 (13:05 CET)

El president catalán, Artur Mas, pasará las tijeras por el presupuesto de 2012, pero será un ajuste inferior al 10% que se ha aplicado en el ejercicio actual. Así lo ha defendido el conseller d'Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, en declaraciones a la prensa tras la apertura del salón Borsadiner. Eso sí, ha evitado dar más detalles sobre las medidas de austeridad y ha asegurado que aún es pronto para hacer público el nuevo porcentaje de ajuste.

El político ha asegurado que la cifra se debatirá con los agentes sociales, pero que el objetivo a alcanzar es el mismo: reducir el déficit a la mitad, hasta el 1,3%. “Esto se tendrá que conseguir rebajando los gastos y aumentando los ingresos. […] El ajuste será más o menos importante dependiendo de los ingresos”. En este sentido, ha reclamado de nuevo el Fondo de Competitividad, a pesar de que el presidente in pectore, Mariano Rajoy, ya ha descartado abonarlo en 2012.

Por otro lado, ha tachado de “especulaciones” las concreciones que se están avanzando, como la subida del 10% de los billetes de transporte público. Tan solo ha remarcado que los usuarios no percibirán diferencias en los servicios cuando se apliquen las medidas de austeridad en dos ámbitos muy sensibles: educación y sanidad. Sobre todo en el segundo caso, ya que los tíquets moderadores para comprar medicamentos ya han levantado polvareda.

“Este segundo proceso de ajuste es necesario”, ha sentenciado Mas-Colell. Especialmente, según su punto de vista, por el difícil contexto europeo.

Funcionarios con menos derechos

También ha hablado sobre el segundo plan de austeridad de CiU el portavoz del Govern, Francesc Homs. En una entrevista en Radio 4, ha admitido que Mas limitará “algunos derechos adquiridos a los funcionarios” para reducir el gasto público. Entre ellos, los días de disposición personal y los tíquets restaurante.

“Son derechos adquiridos en los últimos años. Hemos tenido una situación económica en que nos pensábamos que éramos ricos y se han ido haciendo ganancias desde el punto de vista de las mejoras laborales. Ahora hay que resituar”.

En los próximos días, el departamento liderado por Mas-Colell dará forma a las cuentas del ejercicio de 2012 y, antes de que se presenten en el Parlament de Catalunya, se pondrán encima de la mesa de los sindicatos. Un calendario que, inevitablemente, pasa por una prórroga del presupuesto de 2011 que incluso ha reconocido el president catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad