Jordi Sànchez (d) y Jordi Cuixart (i). /EFE/Juan Carlos Hidalgo

Las elecciones de la ANC destapan su guerra interna

stop

Liz Castro advierte que la junta electoral de la Asamblea Nacional Catalana "ha ido más allá de sus atribuciones" al expulsar al candidato Antoni Baños

Barcelona, 15 de marzo de 2018 (20:54 CET)

Si las elecciones a la cúpula de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) fueran un partido de fútbol, sus protagonistas serían la estrella expulsada (el exdiputado de la CUP Antoni Baños) y el árbitro (la junta electoral de la entidad soberanista) Desde diversos sectores independentistas se acusa a este comité arbitral de ser excesivamente casero y, en concreto, de favorecer a Adrià Alsina, heredero del expresidente Jordi Sànchez, que sigue encarcelado en Soto del Real.

Agustí Alcoberro reconoció en su cuenta de Twitter que alguna cosa se está haciendo “muy mal” cuando candidatos como Baños quedan apeados de la carrera electoral para formar parte del secretariado nacional (dirección) de la ANC. La junta electoral excluyó a este exdiputado de la CUP por acudir el martes a su habitual tertulia radiofónica en Rac1. La junta electoral ha prohibido a los candidatos aparecer en los medios de comunicación, pese a que Baños vive de esta actividad –es su manera de “ganarse el pan”, dice– y que en ningún momento se refirió a las elecciones de la ANC.

Otros candidatos bien posicionados para hacerse con la presidencia, como David Minoves, militante de ERC, salió en defensa de Baños, mientras que Alsina, así como el aparato de la ANC, no han movido un dedo para salvarlo.

Liz Castro advierte que la junta electoral de la ANC aplica normas “antiBaños”

Liz Castro, la candidata más votada en las dos anteriores elecciones de la ANC, recalca que Baños no ha incumplido para nada el reglamento: “hizo su trabajo, es periodista, tertuliano” y no se aprovechó de esta situación para hacer campaña.

Añade que la junta electoral “ha ido más allá de sus atribuciones” porque “inventa reglas que no están en el reglamento”. Indica que la prohibición de participar en tertulias es una especie de norma "antiBaños" porque es el único candidato que profesionalmente se dedica a ello.

El jefe de prensa de Jordi Sànchez aspira a sucederle al frente de la Asamblea Nacional Catalana

Pese a que Castro fue la candidata más votada en las dos últimas elecciones al secretariado nacional de la ANC, sus miembros acabaron eligiendo a Jordi Sánchez. Por cierto, Alsina, uno de los aspirantes a la sucesión, es el jefe de prensa de la ANC y también lo era de Sànchez hasta que éste cesó para ocupar el número dos de la lista de Carles Puigdemont.

En el fondo, la tensión del proceso electoral obedece a una pugna entre los sectores próximos al Pdecat, a ERC y a la CUP para colocar a sus representantes. La actual cúpula de la ANC, obediente a Sànchez, se posicionó en la campaña del 21-D a favor de Junts pel Sí y de Puigdemont.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad