stop

Las delegaciones de la Generalitat en Washington y Nueva York organizan encuentros y recepciones con políticos norteamericanos desde 2014

Barcelona, 23 de julio de 2017 (17:25 CET)

El gobierno catalán ha destinado 1,8 millones de euros desde el 2014 a mantener su delegación en Estados Unidos, que cuenta con una sede en Washington y otra en Nueva York. Desde su apertura, las ‘embajadas’ catalanas han organizado 167 reuniones con miembros de la política estadounidense, entre las que se encuentran las realizadas por Artur Mas en Carolina del Norte en 2014, y las de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras con congresistas en marzo y abril.

La información la debe transmitir la Delegation of Catalonia to the United States of America al gobierno norteamericano cada seis meses, debido a la ley FARA, que obliga a registrarse a toda representación que actúe por cuenta de un gobierno extranjero.

Las delegaciones son cuidadosas con los gastos

Las delegaciones fueron austeras con los gastos: de los 1,8 millones que giró el gobierno catalán han gastado poco más de un millón. El excedente de cada año pasa a engrosar el presupuesto del periodo siguiente. Entre los gastos figuran el sueldo del delegado de la Generalitat, que es de 114.361 euros anuales, mientras que el adjunto, Xavier Vila (nombrado el 1 de agosto de 2015) gana 61.000 euros al año, precisa un estudio de Europa Press.

Las delegaciones catalanas en EEUU recibieron 1,8 millones del gobierno catalán y gastaron poco más de un millón

Las oficinas fueron registradas como una corporación bajo el nombre de ‘Catalonia Delegation USA Inc.’, con un capital formado por cien acciones, con un valor de 10 dólares cada una y todas ellas en manos de la Generalitat de Cataluña.

De tres a cuatro encuentros políticos al mes

En el registro se precisa que cada semestre se realizan de 17 a 38 encuentros, un promedio de 3,5 al mes; aunque en el segundo semestre de 2015 hubo un pico de 52 reuniones. La mayoría son encuentros del personal de la oficina con alcaldes, congresistas o asistentes de figuras políticas. Pero en las entrevistas que Carles Puigdemont mantuvo con congresistas en Washington, y las de Oriol Junqueras en Nueva York y Miami figuran, en los registros, como reuniones del delegado Andrew Davis, porque es quien por ley debe comunicar el encuentro.

Una factura abultada que pagó la delegación diplomática es la que pasó el lobbista Chris George Emmanuel, quien cobró 4.718 euros por organizar la visita de Artur Mas a Carolina del Norte en junio de 2014.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad