Oriol Junqueras junto a su abogado Andreu Van den Eynde en el Supremo. EFE

ERC presiona al Supremo para que retrase la sentencia de Junqueras

stop

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, pide al Supremo que espere el fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad de Junqueras

Barcelona, 07 de agosto de 2019 (10:40 CET)

ERC intenta marcar los tiempos de la justicia. El vicepresidente de la Generalitat y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha pedido este martes que el Tribunal Supremo no dé a conocer la sentencia del procès hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no ofrezca su criterio sobre la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado electo.

El Tribunal de Luxemburgo debe celebrar el próximo 14 de octubre la vista oral para pronunciarse sobre la mencionada inmunidad de Junqueras y ERC quiere que el Supremo congele hasta ese momento la publicación de la sentencia del procès. El TJUE debe determinar si el líder de ERC puede acreditarse como euro­diputado y, en consecuencia, tomar posesión de su acto como eurodiputado.

El Supremo ya accedió a la petición de la defensa de elevar esta cuestión prejudicial al Tribunal de Luxemburgo. Según Aragonès, en declaraciones a Efe, "no tendría ningún sentido que antes de esa fecha se emitiera sentencia, porque de hecho es una cuestión prejudicial, previa a la sentencia, que ha solicitado el propio Tribunal Supremo para tener todos los elementos encima de la mesa a la hora de fijar su posición en la sentencia".

Según informaciones de La Vanguardia, esta fecha del 14 de octubre ha contribuido a acelerar los trabajos de la sentencia del procès por parte del Supremo, "no tanto con el propósito de impedir que una resolución de la justicia europea interfiera en la labor del Supremo, sino con el de evitar debates paralelos".

Los derechos de Junqueras como eurodiputado electo

La previsión es que el TJUE no resolverá el asunto de la inmunidad de Junqueras el mismo día de la vista, sino que en un principio se limitará a examinar los planteamientos de las partes sobre los derechos del líder de ERC como eurodiputado electo y analizar las medidas adoptadas por el Supremo y por la Junta Electoral Central (JEC) en los trámites posteriores a las elecciones europeas.

Aragonès subrayó que "si se emitiera la sentencia antes, sería una clara contradicción y una vulneración de derechos". Y advirtió de que, llegado este extremo, la defensa de Junqueras acudiría al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El vicepresidente de la Generalitat también quiso recordar que el próximo 16 de octubre se cumplen dos años de la prisión preventiva de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, un período clave en materia legal, puesto que "con una aplicación estricta de la normativa de enjuiciamiento criminal, deberían poder salir en libertad". Esta misma circunstancia se repetirá con Oriol Junqueras y con Joaquim Forn el próximo 2 de noviembre.

La conclusión de Aragonès es que "la independencia del Poder Judicial del Estado español y los derechos fundamentales de los ciudadanos en un procedimiento penal se podrán a prueba" y "se podrá comprobar si el Estado de Derecho existe en España cuando se trata del independentismo".

El Supremo trabaja, en un principio, con el objetivo de que la sentencia del procès esté concluida en la segunda quincena de septiembre o bien en la primera semana de octubre.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad