Errejón e Iglesias, en el Congreso, en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros

Errejón se borra de la cita decisiva de Podemos

stop

Podemos dirime este miércoles su relación con Errejón en un cónclave al que este no acudirá y en el que Iglesias intervendrá por teléfono

Barcelona, 30 de enero de 2019 (14:18 CET)

Podemos dirime esta tarde de miércoles su futuro en la comunidad de Madrid en un cónclave al que, haciendo caso de las  peticiones que se le han hecho desde la dirección del partido, Íñigo Errejón no acudirá para evitar "más tensiones". El otro protagonista del desencuentro que ha precipitado la crisis, el secretario general del partido, Pablo Iglesias, de baja por paternidad, participará vía telefónica, según ha informado en un post en su cuenta de Facebook.

Errejón ha anunciado que no acudirá y que espera que su decisión contribuya a "calmar las aguas" y facilitar un acuerdo. El díscolo sigue formalmente en el partido, pero en la dirección entienden que se ha situado fuera del mismo con su desmarcaje de cara a las elecciones autonómicas en Madrid y, por tanto, no pinta nada en la reunión.

El Consejo Ciudadano de Podemos tiene que debatir esta tarde la postura del partido frente a la crisis desencadenada por el anuncio de Errejón, que estaba designado para ser el cabeza de lista autonómico de la formación morada, de concurrir a las elecciones como candidato de Más Madrid, la plataforma impulsada por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena

La reacción inmediata de Iglesias a ese anuncio fue advertir a su antiguo hombre de confianza que Podemos no haría en los comicios autonómicos como en las municipales a la capital, en las que anunció que no se presentaría para no competir con Carmena, sino que le disputaría a Errejón la presidencia de la comunidad. 

Contestación interna a Iglesias

Pero esa respuesta categórica ha sido fuertemente contestada a su vez desde sus propias filas. El viernes, coincidiendo con la renuncia a todos sus cargos del secretario general del partido en Madrid, Ramón Espinar, diez barones autonómicos suscribían la llamada Declaración de Toledo, en la que abogaban por buscar un entendimiento con Errejón, tesis en la que han estado insistiendo desde entonces.

Ante la ofensiva, Iglesias ha guardado silencio, pero la dirección nacional ya matizó este lunes su postura por boca de la portavoz en el Congreso, Irene Montero, que abrió la puerta a una eventual negociación con Errejón en aras de buscar "la candidatura de unidad más participada posible". Una opción que permitiría tirar por el camino de en medio. O, lo que es lo mismo, dejar claro que Errejón está fuera del partido pero explorar a la vez una candidatura de confluencia con Más Madrid, además de con Izquierda Unida, en la que cada organización conservara su propia personalidad. 

Máximo órgano de dirección

En todo caso, quien tendrá la última palabra será el consejo ciudadano, el órgano de dirección política de Podemos entre asambleas, convocado de urgencia inicialmente para el sábado día 2 de febrero y que finalmente se avanzó a esta tarde.

El consejo ciudadano está integrado por el secretario general del partido, el propio Iglesias; 62 miembros elegidos por la Asamblea Ciudadana, los secretarios generales autonómicos, un representante de los inscritos en el extranjero y cuatro representantes de los círculos. Errejón forma parte del consejo de coordinación del consejo ciudadano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad