España acepta a los refugiados con cuentagotas

stop

El gobierno se comprometió a recibir a poco más de 17.300 personas, menos del 1% han llegado en ocho meses. Además, España rechaza a siete de cada diez solicitudes de asilo

Economía Digital - EFE

Cientos de refugiados abandonan Budapest a pie, camino de la frontera con Austria / EFE
Cientos de refugiados abandonan Budapest a pie, camino de la frontera con Austria / EFE

Barcelona, 19 de junio de 2016 (12:31 CET)

Que España, con casi 47 millones de habitantes, reciba legalmente a 17.337 refugiados hasta septiembre de 2017 es desilusionante. De esta cifra, solo 124 han llegado desde Grecia e Italia en los últimos ocho meses, sobre todo de nacionalidades siria, iraquí, eritrea y centroafricana.

Para el verano, se espera que arribe un millar más de refugiados, de los cuales 418 aterrizarán en los próximos días provenientes de Turquía, Grecia, Italia y Líbano.

Pocos pedidos de asilo aprobados

España no es de los países más cerrados, pero tampoco de los más generosos con la gente que huye de las guerras y el hambre. El Consejo General de la Abogacía Española dijo que el 68,5 de las solicitudes de asilo del 2015 fueron rechazadas por el gobierno español. O sea, sólo tres de cada diez personas fueron aceptadas bajo esta concesión legal.

¿Y qué pasa con los otros siete a los que no se les reconoce como refugiados, ni se les da ninguna otra medida de protección internacional? "Se les notifica el rechazo a su solicitud y se abre un plazo de quince días para que abandonen el país", explica la jurista Paloma Favieres, de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

"Estas personas deben salir de forma voluntaria en ese plazo o buscar otras vías de regularización -por ejemplo, presentar una solicitud de arraigo-, pero se precisa tener un contrato de trabajo; la regularización se ha puesto muy complicada", reconoce esta abogada de CEAR.

Y además, se deben enfrentar a la maquinaria de la burocracia: las personas que han pedido en España asilo y refugio deben esperar una media de dos años para saber si les concede el estatuto de refugiado.

En el resto de Europa

España tramitó casi 15.000 expedientes el pasado año de personas que llegaron, muchos de ellos por el puesto fronterizo de Beni Enzar (Melilla) -6.368- y por vía aérea. Las ONG de ayuda a los refugiados han pedido acortar el tiempo de respuesta para evitar la acumulación de peticiones sin resolver.

El perfil del refugiado es mayoritariamente masculino (el 63 %) y de nacionalidades de Siria, Ucrania, Palestina y Argelia.

En la UE, 1,3 millones de personas pidieron protección internacional. Los países que más abren la puerta son Suecia (que aceptó el 72% de las solicitudes de asilo) y Alemania (57%). Del otro lado, los más cerrados son Hungría y Francia, que han rechazado al 85% y al 73% de las solicitudes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad