Felip Puig recibió dos veces en su despacho oficial al broker Seroux

stop

CORRUPCIÓN POLÍTICA Y FINANCIERA

Felip Puig, Jordi Pujol Ferrusola y Jordi Puig

en Barcelona, 05 de marzo de 2015 (22:06 CET)

Corría el mes de julio del año pasado. El broker François Seroux, en representación de una cartera de inversores internacionales, inició las gestiones para la compra del Imax Port Vell con el propósito de transformarlo en una macro instalación Duty Free.


Avantproyecto de reforma y aplicación

Mantuvo diversas reuniones con distintos organismos públicos. Incluida la Generalitat. Según declaró el pasado día 29 de enero ante la UDEF, hasta en dos ocasiones se reunió con el actual consejero de Empleo, Felip Puig, en su despacho.

Dos veces en su despacho

"Mantuvo dos reuniones con Felip Puig Godés en el despacho oficial de éste, dada su condición de consejero de Empresa de la Generalitat de Catalunya, departamento del que habrían dependido  los permisos y autorizaciones habilitantes para esta actividad".

Ésta es la declaración del broker ante la UDEF del Cuerpo Nacional de Policía, según el atestado de fecha 12 de febrero. François Seroux reconoce que no existen testigos de dichos encuentros. Sin embargo, puntualizó ante la policía, cuando fue interpelado en este sentido, que su nombre y número de pasaporte constan en el libro de registro de entrada al departamento que dirige Puig.

Puig habla de "gastos" no de mordidas

El informe policial, al que ha tenido acceso Economía Digital, consta de 11 páginas y está firmado por uno de los jefes de grupo de la Brigada Central de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción.

En un principio, se informó que François Seroux denunció, literalmente, ante la UDEF, que Puig le pidió una comisión a cambio de sus gestiones para la concesión de la licencia de actividades y los permisos pertinentes para la puesta en marcha del Duty Free. Sin embargo, de la lectura de su declaración ante la UDEF se desprende que el consejero no llegó a verbalizar ese ofrecimiento con aquellas palabras. El propio Seroux reconoce que Puig se limitó a decirle: "Estas gestiones tienen unos gastos". El denunciante reitera que esa afirmación es, en sí misma, un intento de soborno. Pero reconoce que es una interpretación personal.  

Macro Duty Free en el puerto

A preguntas de los agentes de la UDEF, Seroux dio detalles del proyecto económico y empresarial que había ideado para la transformación del Imax y les entregó los planos y documentos del proyecto del macro Duty Free.

Fuentes jurídicas consultadas por este medio han explicado que  difícilmente esta denuncia puede prosperar dado que, en definitiva, se trata de la palabra de uno contra la del otro.

El TSJC, en todo caso, tiene ahora que pronunciarse.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad