stop

La fiscalía considera que Pujol Ferrusola les ha tomado el pelo porque se ha llevado treinta millones de euros de España mientras le investigaban

Economía Digital

Jordi Pujol Ferrusola (centro) se dirigía a declarar ante el juez José de la Mata. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Barcelona, 25 de abril de 2017 (14:34 CET)

A la tercera va la vencida. En su tercera declaración este martes como imputado ante la Audiencia Nacional, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido prisión incondicional para Jordi Pujol Ferrusola. El juez José de la Mata será quién decidirá si el primogénito del expresidente de la Generalitat ingresa finalmente en un centro penitenciario. El cambio de actitud de la fiscalía obedece a las revelaciones de los últimos informes policiales de la Udef. Estos informes apuntan que Jordi Pujol júnior y su exesposa, Mercè Gironès, han ocultado treinta millones de euros desde 2012, precisamente desde que se les empezó a investigar.

De esta forma, Anticorrupción y la Abogacía del Estado ya han pedido el ingreso en prisión sin fianza. A esta pena también se ha sumado Podemos, como acusación popular. El ministerio público argumenta que Jordi Pujol júnior y su exesposa han seguido una “estrategia continuada de despatrimonialización en España” para ocultar su fortuna en el extranjero.

Pujol Ferrusola: según la fiscalía, desde 2012 ha segido ocultando parte de su fortuna en el extranjero

En el documento remitido a la Audiencia Nacional los agentes de la Udef aseguran que Pujol júnior y su exmujer Mercé Gironés llevan desde 2012 siguiendo "una estrategia insistente y continuada de despatrimonialización en España", ocultando millones en el extranjero. Esta estrategia tiene como finalidad "sustraer activos patrimoniales" en previsión de una posible condena que suponga el pago de multas o responsabilidades civiles, que supondrían "de facto", recuerda la policía, "la liquidación de sus activos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad