Joaquim Forn, Raül Romeva y Oriol Junqueras, sentados en la primera fila de los banquillos de los acusados el primer día del juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo. /EFE

Forn se desmarca de la vía de Junqueras: acepta el duelo con el fiscal

stop

El exconseller de Interior telefoneó 18 veces a Jordi Sànchez durante la jornada de acoso a la comitiva judicial que entró en la conselleria de Economía

Joaquim Forn, Raül Romeva y Oriol Junqueras, sentados en la primera fila de los banquillos de los acusados el primer día del juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo. /EFE

14 de febrero de 2019 (14:00 CET)

El exconseller de Interior Joaquim Forn, a diferencia del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, ha decidido aceptar las preguntas de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado.

Durante el interrogatorio de la Fiscalía, Forn rememoró el momento en que el entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont le propuso asumir la cartera de Interior en sustitución del cesado Jordi Jané. "Le dejé muy claro que los mossos debían cumplir las normas. Y el señor Puigdemont lo aceptó", explicó.

El fiscal Fidel Cadena recordó a Forn —que se enfrenta a una petición de 16 años de cárcel— que cuando asumió la conselleria el entonces director de los Mossos Albert Batlle también dimitió tras sostener que la policía catalana debía cumplir la ley y no separarse de ella.

"Es una opinión que yo comparto", replicó Forn, que subrayó que los Mossos d'Esquadra dieron cumplimiento "a todas" las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para evitar la celebración del referéndum.

Sonrisas en la sala

Cadena preguntó a Forn si llegó al Govern porque su antecesor, Jordi Jané, no estaba de acuerdo con la vía unilateral y la celebración del referéndum 1-O, una vez ya había sido suspendido por el Constitucional, en una crisis en el ejecutivo de Puigdemont del que también salieron las exconselleras Neus Munté y Meritxell Ruiz, sustituidas por Jordi Turull —también juzgado— y Clara Ponsatí —huida a Escocia—.

Forn rechazó la "interpretación" de la Fiscalía, al sostener que ni Jané ni Munté y ni Ruiz justificaron su salida del Govern por su rechazo al 1-O y resaltó que los tres acabaron votando en el referéndum.

La réplica de Forn originó algunas risas entre el público, ante lo que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, advirtió de que si los asistentes seguían haciendo exclamaciones los expulsaría de la sala.

El papel de los Mossos

El exconseller manifestó durante su declaración que existía una clara diferencia entre su compromiso político para celebrar el referéndum de sus competencias como titular de Interior de la Generalitat. "Mi compromiso político era celebrar el referéndum", admitió, pero negó que su departamento hiciera alguna maniobra en favor de la consulta. "Ninguno de los actos de los Mossos fue contrario a la Constitución", subrayó.

Forn aseguró, en este sentido, que no dio "ninguna orden política" a los mossos y que tampoco lo hizo Puigdemont.

A preguntas del fiscal, el exconseller sostuvo que dio cumplimiento a todas las instrucciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). "Todo el mundo era conocedor de los requerimientos del TSJC", afirmó.

El acoso a la comitiva judicial

El ministerio público preguntó a Forn por la jornada del 20 de septiembre de 2017, cuando una comitiva judicial y de guardias civiles entró a realizar un registro en la conselleria de Economía por orden judicial a las ocho de la mañana y fue cercada por una multitud convocada por la ANC.

En aquella jornada, Forn telefoneó al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, 18 veces pero sólo conseguió hablar "cuatro o cinco". El fiscal trató de poner en evidencia que Sànchez estaba directamente implicado con el acoso que sufrió la comitiva judicial

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad