Francesc Homs se justifica: ''Hemos votado de todo''

stop

Cinco diputados de Convergència habrían votado a favor de los candidatos del PP y de Ciudadanos en la Mesa del Congreso

Francesc Homs, durante el acto electoral de fin de campaña de CDC, en las elecciones del 26J / EFE/Susanna Sáez

Barcelona, 19 de julio de 2016 (17:41 CET)

Francesc Homs, el portavoz de Convergència en el Congreso, se ha justificado: "Hemos votado de todo", ha asegurado, aunque sin explicar en detalle la actuación de su partido en las votaciones que han permitido la elección de la Mesa del Congreso.

Convergència lo tenía claro. Frente a la opción del socialista Patxi López para presidir el Congreso, ha preferido la promesa del PP de tener grupo propio. Y ha votado en blanco en la segunda votación, para permitir que la popular Ana Pastor sea la nueva presidenta del Congreso. También lo ha hecho el PNV, que tendrá, a cambio, grupo propio en el Senado.


Votos a favor

Pero el partido que lidera Homs en Madrid ha ido más allá. Y al menos cinco de los ocho diputados han apoyado a los candidatos del PP y de Ciudadanos para formar parte de la Mesa. Ignacio Prendes y Rosa Romero, candidatos respectivamente de Ciudadanos y del PP a las vicepresidencias primera y tercera de la Mesa, lograron más votos que los que estrictamente suman los dos partidos. Una vez finalizada la votación, se comprobó que entre los dos sumaron 179 votos, diez más que sus 169 escaños.

Quien dio el toque al resto de diputados fue Pablo Iglesias, que pretendía que los nacionalistas votaran, primero, a su candidato, Xavier Domènech, y, después, al candidato socialista, Patxi López, para arrebatar la presidencia al PP. Según Iglesias, "parece que Convergència y PNV votan con el PP, Ciudadanos y Coalición Canaria al Vice de la mesa. Ver para creer", aseguró en su cuenta de twitter.


En secreto

Homs fue esquivo ante las preguntas posteriores de los medios de comunicación, y se limitó a asegurar que el voto era "secreto". En cualquier caso, no negó que parte de los ocho diputados de CDC hubieran apoyado a Prendes.

La actuación de Convergència ha causado un enorme movimiento en las redes sociales, con chanzas sobre la supuesta defensa de la independencia de Cataluña cuando pacta con el PP para mantener el grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados de España.

La propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afeado la votación de Convergència. Y el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, quien ha visto en esa votación un preludio de lo que puede ser la legislatura. "Hoy se ha visto la senda de los 179", ha asegurado, en referencia a esa suma entre el PP, Ciudadanos y los diez votos más que ha logrado esa posible coalición. "Estoy convencido de que estos 10 votos adicionales no han sido gratis ni que los 10 diputados nacionalistas o independentistas tengan devoción por el PP", ha añadido.


A Rivera no le gusta

Para uno de los beneficiados, Albert Rivera, la posible consecución del grupo propio –CDC depende del PP, porque con los resultados de las elecciones en la mano no le corresponde la formación de un grupo parlamentario-- es un mal asunto. "No se debe adulterar los resultados de las urnas", ha afirmado.

"No creo que los votantes del PP pensaran que su voto sirviera para que CDC tuviera grupo propio sin llegar al 15% necesario", ha sentenciado. Pero Convergència ha querido ser pragmática. Se juega dinero y presencia mediática, y lo ha tenido claro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad