Gay de Montellà se aferra al pacto fiscal: “Cien años después, pedimos lo mismo”

stop

DEBATE SOBERANISTA

El presidente de Foment, Gay de Montellà | ED

27 de marzo de 2014 (12:55 CET)

De la mano de Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución, siempre involucrado en la política española y artífice de los acuerdos más fructíferos entre Catalunya y España. Con él ha querido presentarse Joaquim Gay de Montella en una conferencia en la que ha reclamado un esfuerzo para lograr un pacto fiscal.

El presidente de Foment, la gran patronal catalana, lleva meses defendiendo las mismas tesis, y se aferra a ellas, aunque la situación política ha ido avanzando a gran velocidad.

Gay de Montellà ha reclamado, de nuevo, un diálogo entre el Gobierno español y el catalán, “porque el frontón no sirve”, con la esperanza de que aún se pueda encauzar el problema. “Todavía estamos a tiempo”, ha asegurado, con la idea de que es necesario un pacto fiscal que resuelva el mayor problema de Catalunya, el déficit fiscal, en una intervención en el Fórum Europa, Tribuna Catalunya.

La historia no se puede repetir

Lo ha hecho apelando a la historia, con la idea de que no se repita y de que se puedan evitar las consecuencias negativas. Para ello, ha recordado que Foment ya reclamaba un pacto fiscal hace cien años, cuando el presidente de la patronal, Albert Rusiñol, se lamentaba de que el Estado no aceptara sus propuestas. “Más de cien años después estamos aquí, pedimos lo mismo, recordando aquellas palabras”.

El presidente de la patronal catalana ha insistido en que no se pueden cometer los mismos errores, y de que las peticiones, cuando se repiten en el tiempo, es que tienen un fundamento y se deben resolver. “Estos días, --en referencia a la muerte del presidente Adolfo Suárez-- en los que se habla tanto de consenso y generosidad, sería oportuno escuchar y hacer que el futuro no sea como el pasado”, ha precisado.

Es de burros no hablar

Roca, que ha presentado a Gay de Montellà, ha incidido en la necesidad del diálogo, que aparece, de nuevo, como una posibilidad real, después de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración de soberanía del Parlament. “No hablar es de burros”, ha sentenciado el ex secretario general de Convergència Democràtica.

Con la presencia en Tribuna Catalunya de la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, Gay de Montellà ha insisitido en que el diálogo se debe extender a todos los partidos.

Motor de Europa

El presidente de Foment, criticado por el movimiento independentista al identificarlo como un miembro de la élite económica contraria a la petición del derecho a decidir, no ha ahorrado críticas respecto a la falta de entendimiento de lo que es y representa Catalunya.

Y ha asegurado que existe una sensación “que no se puede esconder” de que hay una “solidaridad mal entendida” que no se puede alargar en el tiempo. Para que Catalunya siga siendo uno de los motores de la Europa de las regiones, ha relatado, debe poder cambiar esa relación y lograr un pacto fiscal más adecuado a sus intereses.

La idea es que no se puede mantener la actual situación. Gay de Montellà ha asegurado que Catalunya no puede tener la tercera posición en capacidad fiscal y que, después de aportar recursos al fondo de solidaridad se sitúe en la octava situación en recursos por habitante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad